Bruselas, 18 may.- El director ejecutivo del Comité Antiterrorista del Consejo de Seguridad de la ONU, Jean-Paul Laborde, declaró que la amenaza de atentados terroristas con ordenadores o tabletas en vuelo es real, aunque es difícil evaluar cuándo los yihadistas tendrán esa capacidad operativa.

“La cuestión no es si va a ocurrir, es cuándo”, declaró Laborde en una conferencia de prensa en Bruselas.

El coordinador antiterrorista de Naciones Unidas precisó que, aunque es posible que el grupo yihadista Estado Islámico (EI) pueda carecer de capacidad técnica para preparar atentados de ese tipo, podría recurrir a la pericia de otras organizaciones criminales.

Laborde agregó en declaraciones a Efe que ese tipo de atentados podrían tener lugar en “uno, dos o tres años” y subrayó que parte del peligro que conllevan deriva de que actualmente hay vuelos con conexión a internet, con lo que esos aparatos pueden recibir en vuelo información e instrucciones desde tierra firme.

El experto antiterrorista, que antes de ingresar en la ONU y durante 22 años ocupó diferentes cargos de responsabilidad en el sistema judicial francés, clasificó esos ataques dentro de un nuevo género de amenazas vinculadas a la tecnología, citando también el “internet de las cosas” o la “internet profunda”.

“Tenemos que ser conscientes de esta amenaza”, añadió el director ejecutivo del Comité Antiterrorista del Consejo de Seguridad de la ONU.

En la misma comparecencia, Laborde alertó sobre el peligro que representan los combatientes extranjeros retornados a Europa desde Siria o Irak, que calcula son un “40 ó 50 por ciento” de los que se unieron a las filas de grupos terroristas como el EI o Al Qaeda y sus filiales.

“En el último año han aumentado en un tercio los retornados”, dijo Laborde, quien dijo no tener datos fiables de cuántos europeos siguen combatiendo en las filas yihadistas.

La “nueva oleada” de retornados en los últimos seis meses a la Unión Europea son más peligrosos que los anteriores porque están más comprometidos, experimentados, preparados, y debido a que han tenido más tiempo para “crear redes” con grupos criminales organizados, avisó.

Respecto a la conexión de los yihadistas con el crimen organizado, apuntó que entre el 5 y el 7 % de los terroristas provienen de mundo del tráfico de drogas y otro 10 % del tráfico de seres humanos.

En opinión de Laborde, la respuesta contra la amenaza terrorista debería buscar una cooperación reforzada entre Estados miembros de la Unión Europea pero también con los países vecinos a Siria e Irak.

“No tenemos que ser eurocentristas”, subrayó el experto de la ONU, quien señaló que también es importante asegurarse de que hay “compatibilidad judicial” entre los países que colaboran en la lucha antiterrorista, más allá de la coordinación intraeuropea.

En lo relativo al reclutamiento por parte del EI a través de internet, Laborde dijo que en la ONU ya trabajan con empresas tecnológicas como Microsoft, Google o Twitter para minar las capacidades de los yihadistas, y se declaró contrario a generar más legislación sobre redes sociales.

Ese tipo de leyes suelen limitar valores democráticos como la libertad de expresión o la de prensa y se demuestran ineficaces ante la vertiginosa adaptación de los terroristas.

“La tecnología va tan rápido que siempre iremos por detrás”, subrayó.

POLITICAL HISPANIC

No hay comentarios

Dejar respuesta

dos × 3 =