San Juan, 14 abr.- El presidente del Partido Popular Democrático (PPD) de Puerto Rico, Héctor Ferrer, aseguró “ante las sentencias dictadas y declaraciones de culpabilidad en casos judiciales por corrupción pública” que cada uno de ellos es un “atentado contra el futuro de nuestra gente”.

“Cada acto de corrupción, cada fraude, soborno, extorsión, sobre facturación, venta de influencias es un atentado contra el futuro de nuestra gente”, dijo en un comunicado.

“No sólo se abona la falta de credibilidad y suspicacia en todos los que participamos del quehacer público, sino que se apagan esperanzas de los que debieron haber recibido servicios con el dinero utilizado para enriquecer a los que carecen de voluntad de servicio y creen que el poder político es sinónimo de botín de corsario”, agregó.

“La confianza de los ciudadanos en el sistema de gobierno depende de la honestidad con que se conduzcan los que corresponde administrar la cosa pública”, subrayó.

A su vez, recordó que los servidores públicos “con devoción, recibieron la bofetada por cuenta de quienes usaron su poder en unos casos y su acceso en otros”.

“Quien vende su posición y su deber ministerial y quien compra el trabajo de los que deben servir al país, no sólo tienen el repudio absoluto de un pueblo, sino que merecen la pena máxima posible”.

Además opinó que no hay “peor delito contra la democracia que apagar la confianza de un país en sus instituciones”.

“La corrupción ha sido el mayor escollo de nuestra historia en el desarrollo pleno de nuestras capacidades colectivas, por lo que su erradicación requiere la continua vigilancia de todos”.

“Ante la corrupción, no podemos callar, ni pasar desapercibidos, ni actuar de otra manera que no sea el rechazo absoluto y sin excepciones para los que renuncian su deber moral con el pueblo o con aquellos que negocian con los blandos de carácter”, concluyó Ferrer.

No hay comentarios

Dejar respuesta