San Juan, 15 may.- El gobernador de Puerto Rico, Ricardo Rosselló, y la primera dama, Beatriz Rosselló, reconocieron con premios a un grupo de soldados por su esfuerzo colectivo de salvar vidas y ayudar en la recuperación de la isla luego del paso de los huracanes Irma y María.

Entre las condecoraciones que fueron entregadas, según se detalló en un comunicado de prensa, fueron la Medalla por Servicio Meritorio, otorgada a los soldados que rescataron a cientos de ciudadanos atrapados por la inundación en la Urbanización Levittown del municipio de Toa Baja, durante María en septiembre pasado.

La Medalla por Servicio Meritorio también fue entregada a los soldados que participaron en las diversas iniciativas lideradas por la primera dama y en donde se distribuyeron sobre 5 millones de libras (2.268 toneladas) de suministros en los 78 municipios e islas vecinas.

También se entregaron la Medalla de Reconocimiento del Ejército, la Medalla de Logros de Ejército y la Medalla por Servicio Distinguido.

Asimismo, los homenajeados distribuyeron sobre 5.000 colchones de cama como parte del programa “Sueña con esperanza” y entregaron cientos de generadores de electricidad a personas con necesidades especiales en toda la isla.

“Esta muestra de agradecimiento por su dedicación y sacrificio, durante unos días tan cruciales en la historia de Puerto Rico, viene en representación de todos los ciudadanos de la isla y especialmente a nombre de cada una de las vidas que socorrieron y apoyaron en momentos tan difíciles”, destacó Rosselló en el comunicado.

“Su valor como civiles y soldados es incomparable. A nombre de Puerto Rico le damos las gracias y reconocemos su valor”, agregó el jefe del Ejecutivo puertorriqueño.

Por su parte, la primera dama agradeció a cada uno de los miembros de la Guardia Nacional que fueron parte esencial en el funcionamiento de los centros de emergencia “Stop and Go”.

En estos centros, según explicó Beatriz Rosselló, “pudimos beneficiar miles de personas alrededor de la isla, brindándoles alimentos preparados, diferentes servicios y hasta poder cargar los celulares, algo tan necesario en esos momentos”.

A su vez, el ayudante general de la Guardia Nacional de Puerto Rico, Isabelo Rivera, indicó que los soldados reconocidos cumplieron cabalmente todas las misiones asignadas con dedicación, valentía y un alto espíritu de solidaridad con el pueblo.

“Al igual que cientos de compañeros en toda la isla, estos ciudadanos-soldados se convirtieron en una fuerza de esperanza, motivación y aliento para cada uno de nuestros conciudadanos”, resaltó.

“Todos ellos, con sus propios retos y situaciones, aceptaron el desafío de ayudar a levantar a Puerto Rico. Su sacrificio personal y el de sus familias les será eternamente agradecido”, abundó.

No hay comentarios

Dejar respuesta