San Juan, 7 may.- El gobernador de Puerto Rico, Ricardo Rosselló, presentó el Plan de Acción necesario para utilizar los 1.500 millones de dólares en fondos del Programa “Community Development Block Grant” (CDBG-DR, en inglés) asignados por el Gobierno federal tras el embate de los huracanes Irma y María.

“Estos fondos principalmente se usarán para subsidiar la recuperación de viviendas y comercios afectados por el huracán María”, señaló Rosselló en un comunicado difundido por el Ejecutivo puertorriqueño.

“Nuestro agradecimiento a todo el equipo del Departamento de la Vivienda de los Estados Unidos, el Departamento de la Vivienda de Puerto Rico y la Administración de Asuntos Federales de Puerto Rico en Washington -PRFAA, en inglés- por su labor para lograr que estos fondos fueran asignados a la isla y que ahora tengamos un Plan de Acción listo para poder ayudar a los más afectados tras el azote de este huracán”, sostuvo el primer ejecutivo.

Mientras tanto, el secretario del Departamento de la Vivienda, Fernando Gil, indicó que el Plan de Acción que presenta el gobernador bajo el programa de desarrollo comunitario CDBG-DR fue realizado rigurosamente para atender todas las necesidades de vivienda, desarrollo económico, infraestructura y planificación en la isla.

“La participación e integración de los sectores públicos y privados, mediante vistas públicas y propuestas fueron vitales en el plan que pondera la reconstrucción de miles de hogares afectados por el huracán, el desarrollo de vivienda de interés social y proyectos con construcciones resistentes, entre otros”, agregó Gil.

De acuerdo al Plan de Acción presentado se destinarán al menos 817 millones de dólares para rehabilitación y reconstrucción de viviendas unifamiliares y se otorgarán 45 millones de dólares para asistencia directa para el pago de hipotecas en atraso a través de la Autoridad para el Financiamiento de la Vivienda (AFV).

Además, se asignarán 12,5 millones de dólares para construcción de viviendas para sobrevivientes de violencia de género y personas sin hogar, y se facilitará consejería de vivienda con una asignación de 7,5 millones de dólares a organizaciones sin fines de lucro y no gubernamentales dedicadas a esta labor.

Al mismo tiempo, 120 millones de dólares de estos fondos se podrán utilizar para financiar e igualar la disparidad de los créditos contributivos para viviendas de bajos ingresos conocidos como (LIHTC, por sus siglas en inglés).

También, se destinarán 36 millones de dólares para el desarrollo de proyectos de energía renovable para hogares.

En cuanto al desarrollo económico, se espera que con estos fondos se desarrolle una planificación impulsada por la comunidad, organizaciones no gubernamentales y sin fines de lucro para integrar las necesidades de los residentes en la reconstrucción y reubicación.

Asimismo, mediante el Departamento de Desarrollo Económico y Comercio (DDEC) se establecerán estrategias para la creación de empleos con la creación de nuevos negocios e inversiones públicas.

Se destinarán fondos para otorgar préstamos a bajo interés para estimular que más contratistas y proveedores puedan participar en los programas de recuperación y se desarrollarán además incubadoras de negocios.

Además, otro componente importante es la revitalización del turismo con una inyección de 15 millones de dólares para mercader la Isla como destino.

No hay comentarios

Dejar respuesta