Zulay Hernández.

El preservativo es el método anticonceptivo de barrera más frecuente para los hombres, con una eficacia del 97 por ciento. Este método puede ser utilizado una sola vez durante una relación sexual para reducir la probabilidad de embarazo y la transmisión de infecciones de transmisión sexual (ITS) como el sida / VIH, gonorrea, la clamidia, la sífilis, el herpes genital o el virus del papiloma humano que hoy día los índices son muy altos en el mundo.

Su uso consiste en enrollarlo en el pene erecto antes del coito y bloquea físicamente que el semen eyaculado se introduzca en el cuerpo de la pareja sexual. Los preservativos también se utilizan durante la felación y para la recolección de semen para uso en el tratamiento de infertilidad. Es importante que se deje cierto espacio en la punta del preservativo de modo que haya un sitio para recoger el semen, de otro modo este puede ser expulsado fuera de su base.

Los preservativos deben conservarse en un lugar fresco y seco, y deben usarse antes de la fecha de caducidad indicada en su envoltorio. También se deben resguardar de la luz y la humedad excesiva, es recomendable no tenerlos guardados en bolsillos, carteras o guanteras de autos. Si no se siguen estas indicaciones el látex puede perder sus propiedades y, en consecuencia, dejar de resultar efectivo o romperse con más facilidad, por lo que es necesario evitar estas situaciones. Tal es el caso de los preservativos femeninos que son similares a los masculinos.

Una de sus ventajas es que es de fácil acceso por que su costo es bastante bajo, no necesita prescripción médica y lo puede usar prácticamente cualquier hombre. Entre sus inconvenientes esta la posibilidad de ruptura, al estar roto pierde prácticamente toda su efectividad. Además, algunos hombres consideran que las relaciones sexuales con preservativo no ofrecen el mismo placer que se siente sin el, porque ejerce una ligera presión sobre el pene y reduce el contacto.

Existen distintos tipos de preservativos mayormente están hechos de látex, pero también existen de poliuretano y piel de cordero. La mayoría de los preservativos tienen una punta de depósito, lo que hace más fácil de acomodar la eyaculación. Vienen en diferentes medidas, desde holgados a ajustados y también en una variedad de superficies para estimular a la pareja del usuario. Los preservativos normalmente son fabricados con un recubrimiento lubricante para facilitar la penetración.

——————————————————————————————-
USA Hispanic no se responsabiliza del contenido de los artículos de opinión, siendo cada autor responsable de sus propias creaciones.

No hay comentarios

Dejar respuesta