Guatemala, 18 ene.- El presidente de Guatemala, Jimmy Morales, aseguró que él es el mandatario que más “presupuesto financiero” le ha dado al Ministerio Público, tras las declaraciones de la fiscal general Thelma Aldana, quien dijo días atrás que el gobernante no era un “aliado” en la lucha anticorrupción.

“¿Qué piensa usted al ver al presidente Jimmy Morales como el presidente que más presupuesto financiero le ha dado al Ministerio Público en la historia?”, le preguntó el titular del Ejecutivo a un periodista durante la inauguración de unas obras en el departamento occidental de Huehuetenango.

“Si eso no es apoyo… Yo estoy hablando de hechos y no de palabras”, acotó el mandatario.

Recordó también que él no ha tenido “ninguna interferencia, aún cuando es obvio que hay temas politizados”, refiriéndose a las investigaciones que han encabezado el Ministerio Público (MP) y la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (Cicig), quienes han denunciado al propio presidente, a su hermano Samuel Everardo y a su hijo José Manuel.

Los familiares del presidente son juzgados por un proceso conocido como “Botín Registro de la Propiedad”, sucedido en 2013, en el que los Morales habrían participado en la elaboración de facturas para avalar compras irregulares, siendo acusados de fraude en forma continuada, además de que el hermano del presidente también fue acusado del delito de lavado de dinero.

El pasado mes de septiembre, el dúo MP-Cicig señaló al presidente de posiblemente haber incurrido en el delito de financiación electoral ilícita en la campaña que lo llevó al poder en 2015, cuando actuaba como secretario general del partido Frente de Convergencia Nacional (FCN-Nación).

Sin embargo, los intentos para aplicarle un antejuicio (desafuero) y así poder investigarlo a profundidad fueron rechazados por el Congreso, pues la mayoría de diputados consideró que la acusación tenía “motivos políticos” en lugar de legales.

Ante la insistencia de los periodistas este jueves en Huehuetenango, Morales les pidió que hagan “las comparaciones de los hechos y las palabras”, que no siempre están “respaldadas”, concluyó.

No hay comentarios

Dejar respuesta