por José Ignacio Rodríguez

La imagen de Israel está continuamente cuestionada, por una multitud de enemigos, sustentados por los medios de comunicación en general. La guerra mediática contra Israel es una realidad evidente que no se puede negar, ni dejar de tomar en cuenta.

El tráfico de mensajes dañinos, en las redes sociales y medios de comunicación, contra los judíos e Israel no se pueden cuantificar, pero encontrar sin tener que hacer ningún tipo de búsqueda. Son millones de usuarios los que en las redes sociales mienten, acosan, incitan y envenenan la mente, de otros millones de usuarios, contra Israel. Una especie de zombis digitales, que solo buscan sangre y muerte. Lo hemos dicho otras veces que la única manera de contrarrestar ese mortal veneno es utilizar el antídoto de la verdad, en favor de Israel.

Los amigos de Israel no podemos quedarnos indiferentes ante semejante guerra digital, en las redes y medios contra Israel. La guerra, en el sentido más amplio de la palabra, en toda la historia ha tenido la vertiente de la información y la contrainformación. Los ejércitos no solo luchan con las armas sino con la información. Los mensajes cruzados de los enemigos alientan o desalientas tanto a los combatientes directos, como a la población del país que sustenta un cierto ejército. Tal vez los pacifistas no estarán contentos con este lenguaje de reminiscencias militares, que estoy empleando. En mi defensa diré que soy pacífico, pero no pacifista. El pacifismo promueve la inacción frente al mal y una filosofía “buenista” que está haciendo un evidente daño a las modernas sociedades.

La lucha que se desarrolla en medios y redes, en la que nosotros militamos defendiendo a Israel, exige una predisposición de valor combativo, ataque y capacidad de resistencia. La comodidad y el conformismo personal deben ser combatidos en primer lugar, para poder enfrentar las batallas mediáticas de todos los días. El pan mediático de cada día es el duro enfrentamiento contra los enemigos de Israel, en medios y redes. En este punto quisiera insistir que hablamos de guerra mediática de información. La guerra en toda su crudeza la efectúan cada día, las veinticuatro horas, los valientes soldados de las Fuerzas de Defensa de Israel y resto de Cuerpos del Estado. El campo de batalla en el cual nosotros nos enfrentamos es absolutamente digital y mediático. Un campo de batalla necesario para apoyar y dar más moral de combate, si es que cabe, a las fuerzas que luchan sobre el terreno contra el terrorismo dentro y fuera de las fronteras de Israel.

Una labor imprescindible y diaria la de combatir denunciando todas las venenosas mentiras, que se inoculan en las mentes desinformadas de personas en el mundo. No debemos dejarnos intimidar por la fuerza tecnológica de los gigantes de la información mediática. Los constantes ataques de las grandes cadenas y agencias de información deben ser combatidas con nuestras sencillas, pero eficaces redes sociales. Un servidor cree firmemente en la defensa activa de las nobles causas. Una causa más noble que presentar el buen nombre de Israel, sin duda, no la vamos a encontrar. Aliento desde este medio y todos aquellos que se posicionan sin complejos en la defensa de Israel, a participar activamente en la defensa y promoción de su buen nombre. El tiempo de la pasividad se ha terminado y una nueva actitud de firmeza, en la defensa de la verdad, debe imponerse en esta dura realidad que vivimos.

Las redes mediáticas de amigos de Israel deben extenderse con fuerza, por esta especie de mar digital, para iluminar las oscurecidas mentes contaminadas por la mentira y la incitación al odio contra Israel, y por tanto contra los judíos. No dejes de publicar tus impresiones, en la sección de comentarios de los diferentes medios de comunicación. Comparte lo que piensas en tus redes sociales con tus amigos, seguidores y contactos. Toda oportunidad que tengas de defender el buen nombre de Israel debes aprovecharla. Colaborar en la promoción de la imagen positiva de Israel es una de las mejores bendiciones, para ti y para cuantos te escuchan o leen. Comparte y reparte las positivas y buenas noticias de Israel, para que nadie diga que siempre nos quedamos con lo mejor.

——————————————————————————
USA hispanic no se responsabiliza del contenido de los artículos de opinión, siendo cada autor responsable de sus propias creaciones.

No hay comentarios

Dejar respuesta

4 × cinco =