Miami, 16 mar.- La mayoría de los residentes en el estado Florida (EE.UU) quiere expandir o mantener la actual ley de salud, aprobada durante el mandato de Barack Obama (2009-2017), y se opone al reemplazo propuesto por los republicanos, según un sondeo divulgado.

La encuesta de la Atlantic University Business and Economics Polling Initiative (FAU-BEPI) arrojó que 46 % de los entrevistados aprueba la ley, frente a 39 % que la desaprueba.

Además, al 39 % le gustaría expandir la Ley de Cuidado Asequible de la Salud (ACA) y al 14 % mantenerla como está, frente al 18 % que quiere derogarla y al 29 % que le gustaría reemplazarla.

En general, el 73 % se mostró preocupado de que la gente perdería su seguro de salud si la ley, conocida popularmente como Obamacare, es derogada, como se propone hacerlo el presidente Donald Trump y un proyecto de ley republicano.

Según un estudio divulgado recientemente por el Centro de Trabajadores de Miami, la derogación de la ley sanitaria dejaría a 2,2 millones de personas en Florida sin seguro sanitario.

Por otro lado, a la pregunta de si el Gobierno debería ser responsable de asegurar que todos los estadounidenses tengan cobertura de salud, el 64 % lo aprobó, mientras que el 19 % estaba en desacuerdo.

Mónica Escaleras, directora del BEPI, resaltó que los encuestados dejaron además claro que “se oponen a las nuevas propuestas de salud” del nuevo plan republicano.

Es el caso de una propuesta para derogar el impuesto del 3,8 % sobre los ingresos de las inversiones, que ayuda a sostener Obamacare y afecta a los hogares que ganan más de 250.000 dólares anuales, tuvo el 40 % de oposición frente al 31 % de apoyo.

“Se percibe que estas propuestas perjudican a las personas de bajos ingresos y a las personas mayores, mientras que benefician a aquellos con ingresos superiores a 250.000 dólares anuales”, agregó.

El sondeo, con un margen de error del 4,93 %, entrevistó a 500 residentes de Florida entre el 10 y el 13 de marzo.

ad

No hay comentarios

Dejar respuesta