Sao Paulo zanja la crisis por agua que mantenía con Río de Janeiro

0
916
La medida pone fin a la crisis que comenzó el viernes de la semana pasada cuando la Compañía Energética de Sao Paulo (Cesp) decidió reducir el flujo de agua de la represa Jaguari de 30 metros cúbicos a 10 metros cúbicos por segundo. EFE/Archivo

Río de Janeiro, 15 ago (EFE).- Las autoridades de Sao Paulo, el estado más poblado y rico de Brasil, decidieron restablecer el volumen de agua liberado hacia el río Paraíba do Sul, que abastece los vecinos estados de Río de Janeiro y Minasa Gerais, y zanjaron una disputa por el líquido que amenazaba terminar en los tribunales.

Sao Paulo, que enfrenta una grave crisis por la escasez de agua tras varios meses de intensa sequía, terminó cediendo a las presiones del Operador Nacional del Sistema Eléctrico (ONS) de Brasil y dejó de retener el líquido en sus represas, informaron hoy fuentes oficiales.

La medida pone fin a la crisis que comenzó el viernes de la semana pasada cuando la Compañía Energética de Sao Paulo (Cesp) decidió reducir el flujo de agua de la represa Jaguari de 30 metros cúbicos a 10 metros cúbicos por segundo para “dar prioridad al abastecimiento humano ante las hidroeléctricas”, según Mauro Arce, secretario de Saneamiento y Recursos Hídricos de Sao Paulo.

La decisión de las autoridades paulistas puso en riesgo el abastecimiento de agua y electricidad de 10 millones de personas en Río de Janeiro y cinco millones en Minas Gerais, según la Agencia Nacional de Aguas, y dio lugar a un duro intercambio de acusaciones entre los gobernadores de Sao Paulo y Río de Janeiro.

La Secretaría de Saneamiento y Recursos Hídricos de Sao Paulo, a la que está vinculada la Cesp, informó de que el volumen de agua liberado por la represa Jaguari hacia el río Paraíba do Sul volvió a niveles previos a la disputa pero no dio más explicaciones.

El miércoles pasado la Agencia Nacional de la Energía Eléctrica amenazó a la Cesp con posibles sanciones si no liberaba más agua desde la represa de Jaguari.

La escasez de lluvias mantiene en vilo a varias regiones de Brasil y podría agravarse en los próximos meses en un país donde más de dos tercios de la electricidad proviene de represas hidroeléctricas.

ad

No hay comentarios

Dejar respuesta