Berlín, 24 ene.- El ex presidente del Parlamento Europeo Martin Schulz será el candidato del Partido Socialdemócrata Alemán (SPD) en las elecciones generales de septiembre y se enfrentará a la canciller, Angela Merkel, que aspira a un cuarto mandato.

El presidente del SPD y actual vicecanciller y ministro de Economía, Sigmar Gabriel, comunicó a los diputados socialdemócratas que renuncia a ser el cabeza de lista y que deja también la dirección del partido, según informó a los medios el líder del grupo parlamentario, Thomas Oppermann.

Gabriel propuso a Schulz como candidato y presidente del SPD y, a falta sólo de la ratificación por parte de la dirección del partido, Oppermann elogió una decisión adoptada para “mejorar las posibilidades de éxito” de los socialdemócratas, a más de diez puntos de los conservadores en las encuestas.

“Muy buena propuesta de Sigmar Gabriel como candidato a la Cancillería y presidente del SPD: Martin Schulz”, aseguró a través de Twitter la socialdemócrata Manuela Schwesig, ministra de Familia en la gran coalición.

La noticia se filtró a los principales medios alemanes antes de la reunión que esta tarde iba a celebrar a puerta cerrada la dirección del SPD, que oficialmente no tenía previsto anunciar a su candidato hasta el domingo.

“Si me presentase ahora, fracasaría”.

“Y conmigo el SPD”, explicó Gabriel en una entrevista al semanario alemán “Stern”, que decidió adelantar su edición tras salir la noticia.

Según el propio vicecanciller, el ex presidente del Parlamento Europeo, al que propone también para dirigir el partido, tiene “mejores opciones electorales”.

La intención de Gabriel, según diversas informaciones, es dejar el Ministerio de Economía y asumir hasta las elecciones -que se celebrarán el 24 de septiembre- la cartera de Exteriores que deja libre en febrero su correligionario Frank-Walter Steinmeier, candidato de consenso para la presidencia del país.

Según explicó Oppermann, el grupo parlamentario recibió con un “aplauso atronador” la decisión de Gabriel de renunciar a sus intereses personales por el bien de partido.

Tras siete años y medio como presidente del SPD, se trata del líder que más ha durado en el cargo, después de Willy Brandt, recordó Oppermann, quien elogió a Gabriel por haber conseguido unir y dar estabilidad a los socialdemócratas cuando estaban hundidos ante Merkel.

Schulz, de 61 años, anunció el pasado noviembre que dejaba la Eurocámara y que se presentaría como cabeza de lista del SPD en el estado federado de Renania del Norte-Westfalia, desde donde seguiría luchando, dijo, por el proyecto europeo.

Cuatro días antes Merkel había anunciado que iba a ser por cuarta vez candidata de la Unión Cristianodemócrata (CDU) a la Cancillería, pero el SPD rechazó acelerar su calendario y mantuvo para este mes la designación de su candidato.

Las últimas encuestas sitúan a los socialdemócratas a mucha distancia de los conservadores.

Mientras que la CDU y su ala bávara de la Unión Socialcristiana lograrían entre el 32 y el 38 % de los votos, por debajo del 41,5 % conseguido en las últimas elecciones de 2013, los socialdemócratas se situarían entre el 20 y el 22 %, por debajo también de los 25,7 % de aquellos comicios.

La líder del partido populistas de derechas Alternativa para Alemania (AfD), Frauke Petry, fue una de las primeras en reaccionar a la elección de Schulz, candidato al que criticó en su cuenta de Twitter por ser “símbolo de la burocracia de la UE y de una Europa profundamente dividida”.

Los sondeos otorgan a AfD entre el 10 y el 15 % de los votos, con lo que podría situarse como tercera fuerza tras la CDU/CSU y el SPD en el Bundestag, donde hasta ahora no ha tenido representación, por delante de Los Verdes, La Izquierda y el Partido Liberal (FDP).

 

No hay comentarios

Dejar respuesta

Trece + 16 =