Rabat, 15 ago.- Al menos siete personas murieron en un ataque perpetrado el lunes por un grupo de hombres armados no identificados contra un campo de la Misión de la ONU en el norte de Mali (MINUSMA) en Tombuctú, informó la misión.

Se trata de cinco agentes de seguridad, un gendarme y un agente civil, todos de nacionalidad maliense que trabajan con la misión, explicó anoche la misma fuente, que añadió que otros seis asaltantes fueron neutralizados en este incidente.

El ataque se produjo este lunes al mediodía cuando los asaltantes dispararon contra la sede del campo de la MINUSMA en Tombuctú provocando un intercambio de disparos con los efectivos de la misión y los agentes de seguridad.

También resultaron heridos seis cascos azules, dos de ellos de gravedad, y un agente de seguridad maliense.

Este ataque coincide con otro también perpetrado ayer por un grupo de hombres armados contra un campo de la MINUSMA en Duentza, en el centro de Mali, y que causó la muerte de dos soldados malienses.

La situación en Mali es inestable desde el golpe de Estado de 2012, cuando grupos tuareg rebeldes, junto a organizaciones yihadistas, se hicieron con el control del norte del país durante diez meses.

Los yihadistas fueron teóricamente expulsados gracias a una intervención internacional encabezada por Francia en enero de 2013, pero extensas zonas del país siguen escapando al control del Estado, de lo que se aprovechan grupos terroristas que perpetran ataques contra las fuerzas malienses y efectivos de la MINUSMA.

No hay comentarios

Dejar respuesta

dieciseis + Nueve =