Fernando Lira.

La escasez en Venezuela es un fenómeno que ha afectado a la economía venezolana en los últimos años, y que ha generado una denunciada por la crisis humanitaria en Venezuela. Esta situación se da particularmente en productos con precios regulados, como alimentos (leche, carne, pollo, café, arroz, aceite, harina de maíz, mantequilla, entre otros), productos de higiene personal, medicamentos.

Particularmente en los estados fronterizos, la problemática se agrava aún más debido a la facilidad de llevar mercancía con precio artificialmente bajo, debido al control de precios, desde Venezuela hacia Colombia o Brasil como contrabando, hecho que ocurre desde principios del año 2013 hasta la actualidad.

Durante el año 2013, el presidente del Instituto Nacional Estadística (INE) Elías Eljuri, sugirió que la escasez en el país se debe a la alimentación de los venezolanos, el cual indicó que “el 95% de la gente come tres o más comidas al día” al hacer referencia a una encuesta nacional. Datos proporcionados por la oficina de estadísticas del Gobierno venezolano mostró que en 2013 el consumo de alimentos por los venezolanos en realidad disminuyó.

Por otra parte, diversos analistas manifiestan que este fenómeno ha sido el resultado de políticas de un alto corte controlador, impulsadas por el Gobierno venezolano desde 2003, durante la gestión de Hugo Chávez, como el control de precios, el control de cambio, la inamovilidad laboral, las expropiaciones y con estas la disminución importante de productos agropecuarios, y otras medidas socioeconómicas que habrían debilitado al sector productivo del país.

Estas políticas erradas fueron continuadas por el presidente Maduro dando lugar a una mayor escasez, quien, pese a las observaciones hechas por diversos sectores, ha llegado a culpar a la CIA por la situación presentada en el país.

En relación a la anterior es importante resaltar que el subdirector general de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) para la Alimentación y Agricultura (FAO) señaló que la seguridad alimentaria de Venezuela será monitoreada. En la presentación del Reporte Global de Crisis Alimentarias de 2017 salió por primera vez Venezuela, ya que incluso calificaba la situación como positiva.

Daniel Gustafson aseguró que el “empeoramiento de la situación económica en Venezuela puede causar una fuerte escasez de bienes de consumo, incluyendo comida y medicina. Por tanto, la seguridad alimentaria necesita ser monitoreada”, señalaron. Otros países que serán investigados son Corea del Norte, Eritrea, Pakistán, Birmania, Libia, Ucrania, Mali, Senegal, Mauritania, Liberia y Sri Lanka.

———————————————————————————————–
USA hispanic no se responsabiliza del contenido de los artículos de opinión, siendo cada autor responsable de sus propias creaciones.

ad

No hay comentarios

Dejar respuesta