Entre las alocuciones que ha realizado el primer mandatario nacional en cadena de radio y televisión para todo el país, ha hecho mención de la puesta en marcha de un nuevo sistema económico integrado y mixto, el cual contempla el desarrollo de todas las fuerzas productivas de la nación, y toma como fundamento las experiencias obtenidas durante la gestión del año 2016, donde según su criterio, puso punto final al modelo rentista petrolero, que el Estado venezolano ha estado llevando a cabo desde los inicios de la historia petrolera.

En este nuevo sistema se busca la integración de los famosos 15 motores productivos de la Agenda Económica Bolivariana, que contemplan los siguientes sectores: Banca Pública y Privada, Agroalimentario, Farmacéutico, Industrial, Exportaciones y Nuevas Fuentes de Divisas, Economía Comunal Social y Socialista, Hidrocarburos, Petroquímica, Minería, Turismo Nacional e Internacional, Construcción, Forestal, Comunicaciones y Teleinformática y por último Militar Industrial.

Para la gestión de estos motores se designaron incluso a varios de los ministros elegidos por el ejecutivo nacional, quienes por procesos neurálgicos de su gabinete deberían orientar esfuerzos para la mejora de los sectores que cada ministerio debe ocuparse, por lo que se evidencia a través de este supuesto sistema que el norte de los ministerios en sí va orientada a otros aspectos, que no son los críticos que hoy en día evidencia el venezolano común a través de los servicios públicos, disponibilidad alimentaria, seguridad, inclusive fuentes de empleo.

En cuanto a inversión para la importación de materia primas y el fortalecimiento del aparato socio productivo se invirtió un total de 17 mil 800 millones de dólares en 2016, no obstante, el 62% de esta inversión estuvo patrocinada por los empresarios privados, lo que equivale a 11 mil millones de dólares, los otros 6.800 millones de dólares fue el invertido por el gobierno nacional, he allí la no sincronía entre la supuesta guerra económica, que viene liderada por el sector privado en contra la gestión del presidente Nicolás Maduro Moros.

Es a partir de allí la invitación hecha al presidente de Empresas Polar, Lorenzo Mendoza, a trabajar de la mano por el país, pues es más que evidente que esta organización genera la mayor masa de rubros alimenticios a nivel nacional, incluso llegando a más venezolanos que el Comité Local de Abastecimiento (CLAP), que no llega a todos las familias de la nación, o su frecuencia casi semestral, no genera ese real beneficio del cual se enorgullece el Ministro de Alimentación y la revolución socialista cada vez que se toca a través de los medios de comunicación.

——————————————————————————————–

USA Hispanic no se responsabiliza del contenido de los artículos de opinión, siendo cada autor responsable de sus propias creaciones.

No hay comentarios

Dejar respuesta

2 × 4 =