Washington, 17 mar.- El secretario de Seguridad Nacional de EE.UU, John Kelly, recibió en Washington al presidente de Costa Rica, Luis Guillermo Solís, con el que habló sobre la lucha contra el narcotráfico y de la ayuda estadounidense a la seguridad del país centroamericano.

La visita a Washington de Solís, que este viernes se reunirá con el vicepresidente de EE.UU, Mike Pence, coincide con la intención de la Casa Blanca de recortar el presupuesto del Departamento de Estado en un 31 %, especialmente en los programas de cooperación internacional.

Sin embargo, Kelly mostró el compromiso del Departamento de Seguridad Nacional (DHS) y de todos sus cuerpos, como la Patrulla Fronteriza o la Guardia Costera, de seguir ayudando a que Costa Rica alcance sus objetivos en esa materia, según informó el bando estadounidense en un comunicado.

“Todos se comprometieron a apoyar a Costa Rica en sus objetivos de expandir la seguridad fronteriza (aérea, terrestre y marítima), fortalecer su capacidad para combatir el crimen transnacional, específicamente el blanqueo de dinero, y proveer entrenamiento y equipamiento para los cuerpos de seguridad costarricenses”, apuntó.

Además, el secretario de Seguridad Nacional puso sobre las mesa las “oportunidades” existentes para “expandir investigaciones, la seguridad fronteriza y la colaboración informativa”.

Solís, por su parte, también destacó que pudo conversar “muy específicamente” con Kelly sobre “la provisión de equipamiento para las fuerzas de seguridad y la Policía de Costa Rica”, de acuerdo con declaraciones difundidas por Presidencia de ese país.

“(Kelly) nos conoce muy bien, los esfuerzos que el Gobierno de Costa Rica ha realizado en la lucha contra el narcotráfico y el crimen organizado”, añadió el presidente Solís.

En la reunión, Kelly también enfatizó a Solís su intención de colaborar en los esfuerzos regionales para reducir las tasas de criminalidad en El Salvador, Guatemala y Honduras “como una vía para disuadir a futuros inmigrantes de intentar llegar ilegalmente a EE.UU”, dijo el DHS.

Después de reunirse este miércoles con el subsecretario de Estado en funciones, Thomas Shannon, Solís pronunció una conferencia en el centro de estudios Diálogo Interamericano, en la que mostró su “esperanza” de que Estados Unidos “mantenga” los acuerdos ya suscritos.

Su visita coincidió con la publicación de la propuesta del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, para el presupuesto de su Gobierno en el año fiscal 2018, que incluye un recorte del 31 % en los fondos para el Departamento de Estado, hasta 37.600 millones de dólares.

Aunque el Departamento de Estado no ha aclarado todavía en qué áreas se producirán los recortes y no se espera que esos datos se conozcan hasta mayo, expertos consultados creen que un descenso tan notable en los fondos reducirá inevitablemente la ayuda exterior de EE.UU, incluida la proporcionada a Latinoamérica.

ad

No hay comentarios

Dejar respuesta