Subaru Forester. Lobo disfrazado de cordero.

0
156

En un sector del mercado automovilístico que lleva la delantera en diseño e innovación, podría ser difícil mantenerse entre los punteros con un auto que, a primera vista, hasta algo anticuado puede parecer. Algunos encantos escondidos debe tener el Subaru Forester, para sobrevivir al embate de modelos que, lucen más apuestos y atractivos que él, como el Jeep Cherokee, Toyota RAV4 o el más galán de todos, el Mazda CX-5.

El estilo cuadrado del Forester puede parecer un poco pasado de moda, pero saca buenos dividendos en otras características que los compradores aprecian, como seguridad, funcionabilidad y capacidad todoterreno. Hay un montón de espacio para carga, gracias a la parte trasera con puerta de ángulo alto, y las grandes ventanas proporcionan excelente visibilidad, quizás la mejor entre todos sus competidores. Los propietarios también se benefician de las puertas grandes del Subaru Forester, que lo convierten en uno de los autos más fáciles de cualquier tipo para subir o bajarse.

En el interior todo es simple, funcional y fácil de alcanzar, pero eso si, con extraordinaria mesura. Subaru no ostenta de lujos. Los materiales interiores incluyen una mezcla de superficies suaves de color mate, acentuadas con acabados metálicos del mismo color. Estos materiales han sido mejorados en los últimos años, desde tapicerías hasta atuendos en las puertas, y este año Subaru añade una tapicería de cuero perforado con costuras de contraste, para el nivel de acabado Touring.

Una de las quejas más frecuentes sobre las cabinas de muchos Subarus, incluyendo la del Forester, ha sido el ruido interior. En su versión 2017, Subaru confronta este tema agregando más aislamiento acústico, usando vidrios más gruesos, sellos de puerta reestructurados, aislamiento bajo el suelo y un parabrisas acústico.

La diferencia en cuanto a injerencia de ruidos exteriores de la carretera y el aire, son notables si lo comparamos con el modelo del pasado año.

El motor estándar en los modelos 2.5i es un 2.5-litros, plano de 4 cilindros que produce 170 caballos de fuerza. El modelo 2.5i no es tan rápido, pero si con adecuado poder para un vehículo que pesa alrededor de 3.300 libras. Sin embargo, cunando hablamos del 2.0XT, el cambio es evidente. Ese turboalimentado, de inyección directa de 2.0 litros, aumenta su caballaje hasta los 250 y ​​258 libras-pie de torsión cuando trabaja con gas premium.

Una de las más poderosas armas de Subaru, siempre sido su habilidad para no detenerse cuando las condiciones climáticas o del terreno se enrarecen. Hace unos meses probamos el Forester junto a más de veinte utilitarios y camionetas, en el evento anual de los periodistas del noroeste “Mud Fest”. Allí vimos este auto sobrepasar obstáculos a la par de otros mucho más capaces, al menos en papel, como los Land Rover o Jeeps. Ahora, la habilidad de salir airoso de estas pruebas ha sido aumentada con el uso de “X-Mode”, un régimen de distribución estándar del sistema de tracción. Al activar X-Mode, el automóvil optimizará el control del acelerador, AWD, el control de estabilidad y tracción, y el control de descenso, para maximizar el potencial de baja y media velocidad de Forester.

La otra cualidad que hace a Subaru sobresalir, y de la que el Forester es un buen exponente, es su seguridad. Este auto ostenta la categoría de “Top Safety Pick+” la más elevada con que evalúa el Instituto de Seguros para la Seguridad en las Carreteras. La seguridad del Forester ahora está reforzada con tecnología. Para el año 2017, todos los modelos Limited y Touring añaden monitores de punto ciegos y alertas traseras de tráfico. Estas características también se añaden a los modelos Premium, que incluyen el sistema EyeSight de Subaru que detecta peligros en la cartera, mediante el uso de un par de cámaras.

Hay cuatro niveles de acabado principales. El Base, Premium, Limited y Touring. Premium y Touring son los únicos que están disponibles con el motor turbo de cuatro cilindros. El modelo Base no ofrece mucho más allá de las características estándar, y es probable que sea mejor mirar más allá de él, en caso de que la economía lo permita. Los dos niveles que ofrecen la mayoría de las prestaciones son el Limited y Touring.

El precio de venta del más básico de los Forester, un 2.5i con la transmisión manual, es de poco menos de $ 23.500, incluyendo tarifas de destino de $ 875. Anadir transmisión automática sumaria unos $ 1,000. El Touring con el motor regular sube a los $ 30,000. El más costoso de toda la alineación es el 2.0XT Touring, que trae el motor turbo alimentado de 250 caballos y comienza en los $36,090. En cuanto a precio, el Forester se compara muy bien con el resto de la competencia, incluyendo el Honda CR-V, Hyundai Santa Fe y Chevrolet Equinox por mencionar algunos. En este segmento hay alternativas menos costosas, que pueden incluir el nuevo Mazda CX-5.

El Subaru Forester es una opción más dentro de un sector automovilístico de gran competitividad, el de los SUV compactos. Aventaja al resto por ser el único con tracción en las cuatro ruedas de forma estándar. Sus habilidades para el off-road son más que reconocidas, respetadas, pero no son las únicas razones para encontrar atractivo este auto. Con su notable valor de reventa, el Forester se destaca aún más dentro del nutrido rebaño.

No hay comentarios

Dejar respuesta

dieciocho − Diez =