Washington, 16 oct.- El Departamento Forestal y de Protección contra Incendios de California informó que 40 personas han fallecido y una 75.000 permanecen evacuadas a causa de los devastadores incendios que azotan la región desde hace una semana.

Tras seis días de duro trabajo, los bomberos continúan luchando contra un fuego que, por el momento, ha arrasado más de 88.000 hectáreas y ha reducido a cenizas miles de edificios en todo el estado, informó a Efe un portavoz del Departamento Forestal y de Protección contra Incendios.

El condado más afectado por los incendios es el de Sonoma, famoso por su producción de vinícola y por ser uno de las regiones más turísticas de la región, donde han perdido la vida 22 personas y numerosos viñedos, bodegas y hoteles de lujo han sido calcinados.

En el condado de Mendocino han perdido la vida ocho personas y otras seis han fallecido en el de Napa.

Las cuatro víctimas restantes perecieron en Yuba.

Este elevado número de víctimas hace de esta racha de incendios los más mortíferos que se han registrado en California desde 1993.

El clima seco de la región y la presencia de fuertes vientos, conocidos popularmente como “vientos del diablo”, hacen que octubre sea un mes de alto riesgo de incendios en California.

En los últimos años, el estado ha sufrido varios incendios devastadores, como el que tuvo lugar en el condado de San Diego en 2007, que destruyó más de 1.600 hogares.

La principal preocupación en estos momentos es que, a medida que los cuerpos de emergencia ganen acceso a los terrenos calcinados, se puedan encontrar más cuerpo sin vida entre las ruinas.

 

 

No hay comentarios

Dejar respuesta

14 − 2 =