Torrenciales lluvias se cobran al menos 62 vidas en Perú

0
562

Las intensas lluvias que han caído durante estos últimos días en la zonas norte y este del Perú provocaron inundaciones, deslizamientos de tierra y destrozos cuantiosos, afectando a decenas de miles de personas. El desborde de los ríos ha provocado un caos que llego hasta los pies de la capital, Lima.

Los deslizamientos de lodo y piedras ya han afectado a más de 700 distritos en todo el país y amenazan con seguir causando daños, ya que se pronostican más lluvias para las próximas dos semanas. Según un reporte del Centro de Operaciones de Emergencia Nacional (COEN) ya existen 552,866 personas afectadas por los desastres a nivel nacional.

Las cifras hasta hoy viernes son las siguientes: 62,978 damnificados, 115,748 viviendas afectadas, entre ellas 7,974 colapsaron y 7,925 quedaron inhabitables. Además hay 70 personas fallecidas, 489 heridas y 11 desaparecidos.

En ciudades como Piura, al norte del país, la lluvia no para desde hace semanas, y el panorama es devastador.

“Nadie nos ayuda, escuchamos que dicen en la televisión que el gobierno dará dinero para los damnificados pero hasta ahora no hemos recibido nada. Pedimos ayuda para volver a armar nuestros hogares ya que estamos a la intemperie y no tenemos dónde dormir”, aseguro José Mamani Ochoa, una de las víctimas a USA Hispanic Press.

“El domingo se derrumbaron las paredes de mi casa por la fuerza del agua, tuve que correr y dejar todo atrás para salvar mi vida”, continuó Mamani.

En la capital se esperan cortes de agua que pueden durar varios días. El presidente Pedro Kuzcynski visitó las zonas afectadas e indicó que “nadie esperaba” lo que ha ocurrido en Lima y provincias.

El jefe de estado argumento que “no es necesario” declarar emergencia nacional a pesar de que “ciertamente hay emergencias locales ya declaradas en Piura, Tumbes, Lambayeque y quizás en Trujillo”.

Kuzcynski indicó que “el mensaje es seguridad y serenidad. El mandatario peruano pidió no acercarse a los ríos ni en bus ni a pie, y serenidad porque todo esto va a pasar y el gobierno está trabajando firmemente”.

A pesar de las numerosas advertencias de las autoridades, centenares de personas continúan cruzando las vías inundadas poniendo así en riesgo sus vidas.

En los barrios y distritos al este de Lima, el desborde del Río Rimac provoco deslizamientos, arrastrando consigo centenares de casas y en algunos casos el agua llego al metro y medio de altura.

Ante esta situación varias personas quedaron atrapadas en los techos de sus casas y horas después fueron rescatadas en helicóptero por la policía.

El Rimac inundó el Parque de la Muralla, que exhibe parte de la antigua muralla que protegía a la ciudad durante la época colonial y una estatua del conquistador español Francisco Pizarro.

Asimismo varias tiendas y supermercados se quedaron sin stock de agua y bebidas. Ante la situación el gobierno peruano dispuso de líneas de ayuda y colaboración las cuales colapsaron en la tarde del jueves.

El Estado indicó por medio de un comunicado que éstas son las lluvias más largas e intensas en más de 25 años.

El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, expresó su apoyo al pueblo peruano en su cuenta de twitter, “Reiteramos el apoyo de Colombia frente a este embate de la naturaleza y estaremos atentos a cualquier solicitud de colaboración que podamos prestar al hermano pueblo peruano para superar cuanto antes las emergencias registradas”.

 

No hay comentarios

Dejar respuesta

uno × tres =