Fernando Lira.

Hoy traemos un artículo interesante y curioso, si eres padre seguro te interesa en especial si tienes un segundo hijo por nacer. Es muy común escuchar a padres con segundos hijos decir, mi primer hijo es muy tranquilo y el segundo un terremoto.

Los hijos primerizos se caracterizan por ser niños tranquilos y bien portado, sin embargo, eso no quiere decir que debes en cuando como todo niño no haga berrinches y quiera que se le cumpla tal cual capricho. Y en la mayoría de las ocasiones con los padres muestra un comportamiento y en su colegio otro, llegando hacer el niño ejemplar.

Los especialistas señalan que los niños nunca se comportan igual, en sus casas son unos y en la escuela otros. La explicación a que en su casa se comporten ¨mal¨ o se desaten, es porque ellos están en su territorio y se sienten seguros y en confianza con las personas de su casa. Se podría decir que los más pequeños tienen doble cara y son tan inteligentes que saben a la perfección donde mostrar cada una y por qué.

Pero cuando a la familia se le suma un integrante nuevo el cual se convierte en el hijo número dos podemos ver realmente lo tranquilo que puede llegar hacer el primer hijo y no se sabe hasta que llega el segundo. Es importante resaltar que las comparaciones nunca son buenas. Pero por lo general el segundo hijo suele ser un terremoto que se llevaba todo a su paso. Llegando a desquiciar a los padres en ocasiones pues no suelen hacer nada caso, e incluso suelen retar y confrontar, siendo difícil.

Los pedagogos explican que es inevitable criarlos de la misma manera que al primero, especialmente esto ocurre porque los padres tienen más seguridad con un segundo hijo y no están tan pendientes de cualquier mínimo detalle que los podría asustar, como con su primer hijo. Es por eso que, generalmente el segundo hijo es más “tremendo”, inquieto e incluso rebelde. Como consecuencia, el segundo hijo marcará una personalidad más fuerte y competitiva, mientras que el primogénito será más responsable y protector con el resto.

Si nos basados en eventos científicos, le compartimos un estudio desarrollado por la Universidad de Oslo “el hijo nacido en segundo lugar no comprende, por ejemplo, que su hermano tenga derecho a ver la televisión por la noche y él no, así que ahí surge ese desafío a las normas…”.

————————————————————————————————-

USA Hispanic no se responsabiliza del contenido de los artículos de opinión, siendo cada autor responsable de sus propias creaciones.

No hay comentarios

Dejar respuesta