Seúl, 20 nov.- Tres soldados de Corea del Sur rescataron al militar norcoreano que el pasado lunes desertó tras ser tiroteado en la frontera entre ambos países, para lo cual se arrastraron por el suelo ante el temor a nuevos disparos, informó el Ministerio de Defensa surcoreano.

El soldado norcoreano fue alcanzado cinco veces por los disparos de su propio ejército mientras desertaba y aparentemente se desplomó poco después de atravesar la demarcación que separa los dos lados de en la Zona de Seguridad Conjunta (JSA), donde aconteció el suceso.

Tres oficiales apostados en la JSA reptaron entonces, para evitar ser alcanzados por nuevos disparos, hasta llegar al soldado malherido y llevarlo a lugar seguro antes de que fuera evacuado en helicóptero a un hospital, según confirmó a Efe un portavoz del Ministerio de Defensa en Seúl.

Defensa ha transmitido de momento poca información de lo acontecido y a su vez el Comando de Naciones Unidas apostado en la JSA se ha negado a hacer público el vídeo del suceso por temor a que empeore la mala relación entre las dos Coreas, que técnicamente permanecen en guerra desde hace casi 70 años.

Se cree que las imágenes mostrarían a uno de los cuatro militares norcoreanos que dispararon al desertor cruzando momentáneamente la línea de demarcación militar que divide la JSA, así como a los militares disparando hacia el lado Sur de la línea.

Ambas cosas constituirían una violación del Armisticio firmado al término de la Guerra de Corea (1950-1953).

El soldado norcoreano permanece en estado crítico tras practicársele dos operaciones y a la espera de que se le realice una tercera.

El cirujano que ha dirigido las operaciones ha dicho que la recuperación del hombre sigue siendo difícil, especialmente dado el gran número de parásitos que tenía alojados en el intestino delgado y que han infectado órganos ya afectados por las heridas de bala.

Estos parásitos, incluida una lombriz intestinal de 27 centímetros de largo, muestran las duras condiciones de vida que soportaba el militar, y pueden constituir un reflejo de la actual situación que vive la empobrecida Corea del Norte, golpeada por las sanciones internacionales como castigo por sus programas de armas.

 

No hay comentarios

Dejar respuesta