Washington, 16 jul.- El presidente, Donald Trump, baraja la posibilidad de imponer aranceles y cuotas a la importación de acero chino para hacer frente a lo que considera es una práctica de competencia desleal, según unos comentarios divulgados por la Casa Blanca.

“El acero es un problema grande”.

“Nos están inundando con acero barato”.

“No solo China, otros también (…)”.

“Están destruyendo nuestra industria del acero, lo han hecho durante décadas y lo vamos a parar”, aseguró Trump a bordo del Air Force One camino de París, en unas declaraciones a los periodistas hechas públicas.

Trump indicó que contemplan dos vías “cuotas o aranceles” para hacer frente al llamado “dumping” chino, por el cual los fabricantes entran en un mercado exterior a precios por debajo de coste para acabar con la competencia en el mercado nacional.

El presidente también dijo que hasta el momento ha sido moderado a la hora de imponer medidas comerciales frente a China a la espera de que Pekín contribuya más a reducir la tensión con Corea del Norte y hace que Pyongyang abandone sus intentos de obtener un arma nuclear.

“El peor acuerdo comercial que tenemos es con China”, aseguró Trump, quien reconoció que su principal “carta” a la hora de obtener la colaboración de China, aliado de Kim Jong-un, en la crisis norcoreana es el comercio.

“En lo que respecta a Corea del Norte, nuestra fuerza está en el comercio”, recalcó Trump.

Trump ha pedido al Departamento de Comercio revisar los acuerdos y las balanzas comerciales para determinar qué cambios se pueden hacer con el objetivo de proteger empleos estadounidenses.

No hay comentarios

Dejar respuesta

cinco × cinco =