Washington, 17 mar.- El presidente de EE.UU, Donald Trump, se mostró confiado en que los congresistas republicanos se pongan de acuerdo sobre el texto final para derogar y reemplazar la ley sanitaria del expresidente Barack Obama e impulsar un nuevo plan de salud.

“Tenemos un grupo realmente maravilloso de personas que se van a reunir más tarde”, dijo Trump respecto a las reuniones que se están manteniendo entre los conservadores y la Casa Blanca para acabar con las disensiones que, según él, cada vez son menos.

“Vamos a tener un gran sistema de salud”.

“Va a ser aprobado, creo, sustancialmente y con bastante rapidez”, afirmó el mandatario al ser preguntado por el asunto durante su rueda de prensa conjunta con la canciller alemana, Angela Merkel.

Trump insistió en que los republicanos se están poniendo de acuerdo “de una manera preciosa”, y admitió que hay peticiones de diversos grupos sobre el contenido legislativo.

“Tienes los grupos conservadores, tienes otros grupos”.

“Todo el mundo quiere ciertas cosas”.

“Pero al final vamos a tener un gran plan de salud”, afirmó.

El mandatario reiteró que el actual plan, conocido como Obamacare, es “un desastre” tal, que si no se toman medidas con prontitud, hasta los demócratas “en un año” acudirán a él para pedirle ayuda.

“Tenemos un gran plan”.

“Tenemos un plan que es cada vez más popular con la base republicana, con la base conservadora, y con la gente en general”, agregó.

El sector más ultraconservador de la Cámara de Representantes ha manifestado sus objeciones sobre la propuesta actual, impulsada por el presidente de la Cámara baja, Paul Ryan, mientras que los más moderados temen también que los recortes que plantean para el acceso a la salud de los más pobres les causen problemas en sus distritos.

La bancada republicana está negociando sobre el contenido de la ley para poder someter a votación la propuesta en el pleno de la Cámara de Representantes, para después pasar a manos del Senado, donde la mayoría republicana es más estrecha y encontrará más dificultades.

No obstante, según la Oficina no partidista de Presupuesto del Congreso (CBO, en inglés), el plan republicano dejaría sin seguro a 14 millones de personas en apenas un año, cifra que ascendería a 24 millones en una década.

No hay comentarios

Dejar respuesta

tres + Trece =