Washington, 17 oct.- El presidente de EE.UU., Donald Trump, afirmó que “entiende” a su ex estratega jefe, Steve Bannon, quien ha declarado la “guerra” al aparato del Partido Republicano, pero al mismo tiempo trató de mostrar unidad con el líder de esa formación en el Senado, Mitch McConnell.

En dos comparecencias ante la prensa, Trump hizo equilibrios entre su defensa de Bannon -que abandonó la Casa Blanca en agosto y ha lanzado una campaña para purgar el Congreso de republicanos moderados- y un intento de minimizar sus diferencias con McConnell, uno de los mayores exponentes del aparato del partido.

“Puedo entender lo que quiere decir Steve Bannon”, porque los republicanos en el Congreso “no están haciendo su trabajo”, dijo Trump durante una reunión con su gabinete.

“Hay algunos republicanos, francamente, que deberían avergonzarse de sí mismos (…), que verdaderamente nos han decepcionado. Así que entiendo perfectamente cómo se siente Steve Bannon”, agregó Trump.

Bannon, que durante su medio año en la Casa Blanca encabezó el ala más populista del equipo de Trump, amplió este fin de semana sus ataques al aparato del Partido Republicano, que, a su juicio, corta las alas al mandatario estadounidense.

“Hay un momento y temporada para todo, y ahora mismo estamos en una temporada de guerra contra el ‘establishment’ del Partido Republicano. Ya no es aceptable que nos digan que todo va a estar bien solo para ayudar a que esa gente gane elecciones”, dijo Bannon este sábado durante una cumbre conservadora.

El polémico exasesor, que fue criticado durante su paso por la Casa Blanca por su coqueteo con la extrema derecha, presumió también de haberle “cortado el oxígeno” a McConnell y su ala del partido, porque “los donantes no están contentos” con él.

Trump almorzó con McConnell en la Casa Blanca, y a continuación compareció con él ante la prensa, en un intento de mostrar unidad a pesar de los roces públicos que ambos han mantenido en los últimos meses.

“Estamos más cerca que nunca. Nuestra relación es muy buena, y estamos luchando por las mismas cosas”, entre ellas la reforma fiscal y la sanitaria, afirmó Trump.

“Mi relación con este caballero es excepcional”, insistió.

McConnell, por su parte, aseguró que el presidente y él están “absolutamente juntos” en su plan “para impulsar a Estados Unidos hacia delante”.

Pero, preguntado por las declaraciones de Bannon, Trump volvió a defender a su exasesor, al afirmar que “está haciendo lo que considera correcto”.

No obstante, Trump sugirió que podría tratar de intervenir para convencer a Bannon de que no entorpezca el camino a la reelección de algunos republicanos en las elecciones legislativas de 2018.

“En el caso de algunas personas en las que él (Bannon) puede estar pensando, voy a ver si podemos convencerle de no hacer eso, porque, francamente, son gente muy buena”, indicó Trump.

El mandatario añadió que “el Partido Republicano está muy unido” y que él tiene “una relación fantástica” con la mayoría de sus representantes.

Bannon, que desde su salida de la Casa Blanca ha vuelto a la página web de ultraderecha Breitbart News, logró en septiembre una victoria contra el aparato del partido, cuando su aspirante a cubrir un escaño en el Senado por Alabama, Roy Moore, se impuso en unas elecciones primarias al candidato apoyado por Trump, Luther Strange.

 

No hay comentarios

Dejar respuesta

1 × 2 =