Trump pierde la oportunidad de frenar la influencia china en Latinoamérica

1
212

La Cumbre de las Américas, es la gran reunión de líderes de países de la región y esta última tuvo lugar este fin de semana pasado en Lima, Perú, con la ausencia de uno de sus principales figuras, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump.

Trump se quedó en Washington para “supervisar la respuesta estadounidense a Siria” tras el ataque químico en Siria que conmocionó a la prensa y autoridades la semana pasada. El vicepresidente Mike Pence asistió en su lugar.

La ausencia de Trump marca la primera vez en la historia de casi 24 años de la cumbre que un presidente de Estados Unidos no asiste. También es una oportunidad perdida para Trump de tratar de frenar la creciente influencia de China en Latinoamérica.

La inversión extranjera directa de China en América Latina se disparó en más de $110 mil millones entre 2003 y 2016, según un informe del año pasado del grupo de expertos Atlantic Council.

Está más que claro que si Estados Unidos deja el vacío, la primera potencia económica que tratará de cubrirlo es China. Los chinos vienen expandiendo su influencia en Latinoamérica en estos últimos años. Eso se debe en parte a la falta de atención de Estados Unidos.

China invirtió en los sectores de energía, tecnología y transporte de la región. Algo muy importante a destacar es que el 80 por ciento de las inversiones chinas en América Latina provienen de empresas estatales, lo que indica un enfoque directo en el que el gobierno chino esté involucrado con mayor énfasis.

El acercamiento chino con los países latinoamericanos se viene dando hace años pero últimamente cobra mayor trascendencia debido a la guerra comercial que se están desatando con la administración del presidente Trump. La semana pasada, China anunció nuevos aranceles para 106 productos estadounidenses, mientras que Trump solicitó al representante comercial de los Estados Unidos, Robert Lighthizer, considerar los aranceles adicionales de 100.000 millones de dólares contra el país asiático.

En los últimos meses ha crecido la tensión entre Estados Unidos y América Latina, sobre todo con México con quien se encuentra renegociando el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN). Trump ha amenazado con destruir el TLCAN a menos que obtenga grandes concesiones, particularmente para la industria automotriz norteamericana.

Además de México, otro de los grandes latinoamericanos también se encuentra un tanto golpeado por las acciones del presidente estadounidense y ese es Brasil. El país del carnaval más grande del mundo es la mayor economía de América Latina, y ha tenido duras negociaciones con Estados Unidos luego de que Trump implementó un arancel de 25 por ciento para las importaciones de acero el mes pasado. Brasil es una de las tres principales fuentes de importación de acero para los EE. UU.

Estados Unidos tendrá que acercase a los países latinoamericanos si no quiere seguir perdiendo espacios ante China y otros actores que últimamente se suman a los chinos en vistas del gran mercado de consumo que significa América Latina.

1 Comentario

Dejar respuesta