Cancún (México), 19 jun.- Un centenar de venezolanos residentes en México protestan en varios puntos de Cancún para pedir a la Asamblea General de la Organización de los Estados Americanos (OEA) que intervenga para que frene la “crisis humanitaria” en la nación caribeña.

“Le pedimos a la OEA que no nos deje solos y que se dé cuenta la situación que vive Venezuela. Hay que intervenir, abrir un canal humanitario y liberar presos políticos”, dijo el venezolano Carlos Gutiérrez en la salida del Aeropuerto Internacional de Cancún a la espera de la llegada de la comitiva de la OEA.

En este punto, un centenar de personas protestaba con pancartas con lemas como “OEA, Venezuela depende de ti” o “Su complicidad, nuestra esclavitud”.

El balneario de Cancún, en el sureste del país, será escenario de la 47 Asamblea General de la OEA desde la noche de este lunes hasta el próximo miércoles.

Previa a la inauguración oficial, el lunes se celebrará una reunión de cancilleres sobre la crisis de Venezuela, que dará seguimiento al encuentro suspendido el pasado 31 de mayo por falta de acuerdos entre los países participantes en la elaboración de una declaración conjunta.

Gutiérrez, quien lleva 24 años fuera del país, aclaró que los manifestantes no forman parte de ninguna organización social ni partido político, pero quieren denunciar lo que definió como “una de las crisis humanitarias más grandes que hemos tenido en la historia de América Latina”.

En la reunión de ministros de mañana, la médico venezolana Adriana Alvez deseó que se declare “un canal humanitario” para que lleguen medicinas al país.

“Yo lo vi, en el área de oncología había pacientes que no tenían sus medicinas, y su enfermedad se extendía y morían”, detalló la mujer, que marchó de la nación caribeña hace nueve meses tras sufrir un secuestro.

Asimismo, deseó que no prospere la iniciativa de Asamblea Constituyente propuesta por el presidente Nicolás Maduro.

Ante la solicitud de salida de Venezuela de la OEA, que no se hará efectiva hasta 2019, Alvez consideró que la decisión del Gobierno de Maduro responde a su voluntad de “autoaislarse” y así esconder su “régimen de caos y horror”, que comparó con el de Cuba.

“Le pedimos a la OEA que no nos abandone y haga sus funciones como debe ser, que nos apoye y ayude, porque Venezuela necesita ayuda humanitaria”, agregó Betty Mora, una venezolana que se fue de su país poco antes de la llegada del chavismo al poder.

Además del aeropuerto, otros grupos más pequeños de manifestantes venezolanos se congregaron en dos puntos de la carretera que une la terminal con el Hotel Moon Palace, donde se celebrará la Asamblea General, la máxima cita anual de la OEA.

No hay comentarios

Dejar respuesta

3 × 3 =