En varias oportunidades hemos abordado la crisis que vive el país de forma general e incluso individual como el de la salud. Hoy día queremos compartir la historia de uno de tantos venezolanos que padecen alguna afectación de salud y por tanto requieren medicamentos o ciertas condiciones especiales para garantizar las condiciones mínimas de vida.

Para nadie es un secreto que la parte de salud en Venezuela es una tortura total desde conseguir un simple antibiótico hasta medicamentos más específicos como los que se necesitan para tratar problemas cardiovasculares. No podemos olvidar que el año pasado, el sistema de salud terminó con los peores indicadores sanitarios de los últimos tiempos que ubican a Venezuela en posiciones vergonzosas al compararse con otros países latinoamericanos.

Datos y declaraciones de la población demuestran que el sistema de salud no está dando los resultados que los ciudadanos requieren y el costo de dicha situación se está pagando de la forma más cara posible, con vidas.

Hace unos días leí una historia que me conmovió en lo particular y es un ciudadano venezolano el cual sufrió un accidente que lo dejó cuadrapléjico, él mismo sobreponiéndose a la adversidad se casó y adoptó una niña. Lo triste es que pese a tener una familia que lo quiere y cuida, está desesperado porque le faltan antibióticos, sondas y comida en una Venezuela en crisis.

En virtud a la situación que padece actualmente grabo un vídeo dirigido al presidente Nicolás Maduro: y en el le pide que le ayude a morir dignamente. Aunque la eutanasia es ilegal en Venezuela. Pero esto es solo uno de tantos casos de seres humanos que padecen por la falta de medicamento y una crisis económica que nos está matando lentamente.

Por otra parte, se han publicado ciertas cifras bajo la responsabilidad del exministro de sanidad José Félix Oletta donde reflejan la mortalidad infantil se incrementó de 14,7 fallecidos por cada mil nacidos vivos en 2013 a 18,6 fallecidos por cada mil nacidos vivos en 2016. Eso se traduce en 10.500 bebés muertos en un año. La mortalidad materna ascendió a 130 madres fallecidas por cada 100.000 nacidos vivos, o a 750 madres muertas en todo 2016.

Los datos fueron recabados por el Ministerio de Salud hasta el 19 de diciembre de 2016, pero el Estado venezolano prefiere guardar un eterno silencio en lugar de dar solución a la crisis aguda que padece el sector salud y con ella toda la población.

—————————————————————————————–
USA Hispanic no se responsabiliza del contenido de los artículos de opinión, siendo cada autor responsable de sus propias creaciones.

No hay comentarios

Dejar respuesta

siete − uno =