Venezuela, uno de los países más ricos económicamente hablando, en toda la región Latinoamericana, hoy como bien es sabido, atraviesa la peor de las crisis en su historia contemporánea, pero en medio de esta al presidente obrero se le ocurre que la mejor alternativa para salir de ella es a través de una nueva constitución.

Si, así tan descabellado suele resultar esa estrategia, porque parece ilógico que quienes durante 18 años han defendido a toda costa la Carta Magna que sirvió de bandera al fallecido presidente Hugo Chávez, hoy no tenga ningún valor para sus mismos promotores y defensores, pues hasta hace poco era la mejor “Constitución en todo el mundo”.

Es dentro de estas mismas ideas revolucionarias, donde surge la intención de perpetuarse en el poder a cualquier precio y para ello se inventaron la Asamblea Nacional Constituyente, en un intento de elección “democrática” en la que solo participo el chavismo en pleno, no había ganadores ni perdedores. Solo existían ellos ¿Es democrático y universal?

Hoy al cumplirse más de 30 días desde las elecciones en las que serían seleccionadas las personas encargadas de diseñar una nueva constitución, poco se escucha de verdaderas propuestas de fondo que pudieran resultar beneficiosas y acabar de raíz con la crisis que hoy viven los venezolanos, donde la gente come de la basura, se mueren por falta de medicamentos y todo aquel que puede huye de este país que hace mucho tiempo dejo de brindar oportunidades.

Al parecer la Asamblea Nacional Constituyente solo es un órgano supra que persigue líderes opositores, con el único fin de neutralizarlos moralmente y llevarlos a la cárcel, sustentándose en expedientes creados de acuerdo a las necesidades de su máximo líder, mas ala de esto no se ha evidenciado propuestas reales de ejercer las funciones para los que fueron elegidos.

De acuerdo a la opinión de líderes de la Oposición venezolana, la creación de una Asamblea Constituyente solo tiene un objetivo: redactar una nueva Constitución y desechar la anterior, contrario a lo que ha planteado el presidente Nicolás Maduro de solo anexar algunos artículos en el texto jurídico, situación que es realmente preocupante debido a las múltiples interpretaciones que realizan los dirigentes oficialistas sobre este proceso. Es tanto lo que se ha escuchado, tantas opiniones y todas diversas que a ciencia cierta no hay un argumento sólido dentro del chavismo para defender la llamada Constituyente.

———————————————————————————————-

USA Hispanic no se responsabiliza del contenido de los artículos de opinión, siendo cada autor responsable de sus propias creaciones.

No hay comentarios

Dejar respuesta

Trece − Once =