Los interrogatorios han revelado que los atentados en Bruselas fueron totalmente improvisados, los terroristas se vieron acorralados por los últimos registros policiales y las detenciones, entre ellas la de Salah Abdeslam.

Así que cambiaron París por Bruselas, un objetivo mucho más próximo y, por tanto, más fácil. Una decisión tomada a la desesperada por un comando muy debilitado en el que al menos uno de esos miembros continúa en paradero desconocido.

La policía está a la búsqueda mientras en Bruselas se ha reavivado la polémica al conocerse que después de las explosiones en el aeropuerto, se produjeron varias llamadas de teléfono en las que recomendaron evacuar el metro pero por alguna razón que se desconoce, esta decisión nunca llegó a tomarse.

La sala Bataclán, las terrazas, o el estadio de San Denis eran sólo el comienzo porque los terroristas que en noviembre dejaron 130 muertos en París, habían planeado repetir allí o en otra ciudad francesa, una nueva matanza.

La investigación y la presión policial, sin embargo, rompieron los planes de la célula yihadista y ésta decidió con urgencia golpear en otro país. Bruselas se convirtió así en el escenario de unos atentados improvisados por los terroristas supervivientes de París.

Es la conclusión de la Fiscalía belga tras la redada y retenciones del pasado viernes y que han permitido, además de confirmar los nexos entre las dos capitales, resolver algunos misterios: uno es el del terrorista del sombrero Mohamed Abrini, cómplice de Abdeslam en París, confesó tras su detención que él es el tercer hombre del aeropuerto aunque algún experto antiterrorista sospecha que miente para proteger al verdadero culpable.

La Fiscalía cree también haber despejado la incógnita del segundo yihadista del metro y lo identifica con otro de los detenidos, Osama Krayem. Pendiente quedada por su mochila repleta de explosivos que no llegaron a detonarse. Por eso la policía belga tan criticada al comienzo continúa con la búsqueda.

———————————————————–

USA Hispanic no se responsabiliza del contenido de los artículos de opinión, siendo cada autor responsable de sus propias creaciones.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

No hay comentarios

Dejar respuesta

16 − seis =