México, 2 dic.- La Cumbre del Grupo de Liderazgo Climático C40 cerró tres días de trabajo en Ciudad de México en el que los 86 alcaldes de ciudades de todo el mundo refrendaron su lucha contra cambio climático, a pesar del amago del presidente electo de Estados Unidos, Donald Trump, de sacar a su país del Acuerdo de París.

Representantes de 86 ciudades de todo el mundo debatieron desde el miércoles y hasta el viernes cómo impulsar acciones para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero, convencidos del papel crucial de las ciudades grandes en la lucha contra el cambio climático.

En la cumbre se discutió sobre la intención de Trump de retirar a su país del Acuerdo de París, firmado en diciembre de 2015 en la capital parisina para luchar contra el cambio climático a partir del descenso de las emisiones de gases de efecto invernadero.

El cierre de los trabajos fue encabezado por el jefe de Gobierno de la Ciudad de México, Miguel Ángel Mancera, y la alcaldesa de París y nueva presidenta del grupo de liderazgo contra el cambio climático de ciudades C40, Anne Hidalgo.

Sobre el momento político actual, Mancera llamó a la reflexión frente a la “descalificación”, animó a ir más allá de los análisis simplistas” y señaló que “no hay muros que limiten las acciones globales como las que se impulsan en foros en los que participamos”.

Posteriormente en una entrevista, Mancera calificó de fundamental el hecho de que ciudades de EE.UU. como Los Ángeles, Chicago, Seattle, San Francisco, “independientemente del anuncio que hizo el presidente electo de los Estados Unidos”, refrendaran su tarea y su compromiso contra el cambio climático.

En tanto, Hidalgo señaló que todas las ciudades deben perseguir el mismo objetivo: cumplir el Acuerdo de París, que entró en vigor en noviembre pasado.

El aire contaminado de las ciudades “nos está matando”, dijo la alcaldesa, quien celebró que durante la cumbre las ciudades de México, Madrid, Vancouver y París firmaran la Declaración de Calidad del Aire, en la que acuerdan sacar de circulación los vehículos diésel en 2025.

Además, reclamó la colaboración del sector público y privado para reunir los 365.000 millones de dólares necesarios para luchar contra el cambio climático.

Hidalgo pidió la unidad frente al “populismo y alejamiento de la verdad” de parte de líderes políticos que niegan el calentamiento global.

“Los ciudadanos son una energía limpia y es con esa energía que la innovación política, económica, social y cultural podrá resolver la situación climática”, afirmó.

Después un grupo de diez niños de varias nacionalidades, cuyos rostros aparecieron previamente en las pantallas que inundaban las paredes de la sala de la ceremonia, se acercaron al escenario y se dirigieron al público para decir: “gracias a ti” en distintas lenguas.

Al ritmo de un grupo de mariachis que interpretaba canciones rancheras como “Ay Jalisco no te rajes” y “Mi Ciudad”, los niños repartieron un ramo de flores blancas con un lazo rojo entre los asistentes.

La cumbre mundial de alcaldes contra el cambio climático se realizó por primera vez en Londres en 2005, a la que siguieron encuentros en Nueva York (2007), Seúl (2009), Sao Paulo (2012) y Johannesburgo (2014).

El C40 conecta a más de 70 ciudades y representa más de 550 millones de personas y una cuarta parte de la economía global.

Según sus cálculos, el 70 por ciento de las ciudades del grupo experimentan inundaciones, sequía y calor extremo como consecuencia del cambio climático.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here