Quito, 14 sep.- Alrededor de 120 personas se dieron cita frente a la cárcel donde cumple prisión el exvicepresidente electo Jorge Glas, a quien expresaron su apoyo, horas antes de otra movilización contra el presidente de Ecuador, Lenín Moreno, convocada por su antecesor en el cargo Rafael Correa.

La concentración a las puertas de la prisión número 4 del norte de Quito fue organizada por simpatizantes de Glas que hoy cumple 49 años, con motivo de su aniversario.

Aglutinó a seguidores residentes en la capital ecuatoriana y sus inmediaciones, así como grupos especialmente llegados de las ciudades de Guayaquil y Machala y de la provincia de Azuay.

Norma Espinel Arauz, madre de Glas, que acudió a la concentración, solicitó que los detractores de su hijo “dejen en paz a la familia”.

“Una vez más pido por Dios que la gente contraria deje en paz a mi familia. Mis hijos son personas honradas, decentes y han llegado a ser lo que son por medio de su esfuerzo y su trabajo”, manifestó en declaraciones a Efe en medio de consignas que los presentes coreaban a favor de Glas como “el pueblo unido jamás será vencido”.

Electo el año pasado, Glas fue condenado, en primera instancia, en diciembre por un tribunal de la Corte Nacional de Justicia a 6 años de prisión por asociación ilícita en relación a la trama de sobornos de la constructora brasileña Odebrecht.

Fue acusado de haberse beneficiado de 13,5 millones de dólares en sobornos supuestamente pagados por la firma para la adjudicación de contratos de obra cuando fue responsable del ramo.

Glas está detenido desde el pasado 2 de octubre cuando ingresó en prisión preventiva.
Fue cesado del cargo de segundo mandatario por abandono efectivo del mismo en enero y sustituido por la actual vicepresidenta, María Alejandra Vicuña.

La asambleísta Sofía Espín, afín a Correa, señaló que el acto de apoyo coincide con una marcha que han “convocado para decirle a Lenín Moreno: Eres un paquetazo, has traicionado al pueblo ecuatoriano”.

Defendió asimismo que era “una obligación moral” solidarizarse con Glas del que dijo, “fue preso ilegalmente y al cual no pudieron demostrarle nada en un juicio lleno de aberraciones”.

Sobre la manifestación prevista para esta tarde en un parque de Quito, Espín dijo que responde a la indignación “del pueblo ecuatoriano que no votó por las medidas que el Gobierno está llevando a cabo” y citó la subida del precio de algunos combustibles como ejemplo.

Los congregados frente a la prisión portaron carteles en los que se podía leer “la lucha continúa”, “feliz cumpleaños Jorge” o “no tenemos presidente, queremos a Jorge Glas”, en medio de eslóganes que pedían “libertad, libertad para Jorge Glas” y al ritmo de un grupo de mariachis o la percusión de tambores.

“Nosotros lo elegimos, y en calidad de madre me da mucho dolor que esté preso injustamente, acusado por un delito que no cometió”, defendió por su parte Maite Arias, una jubilada de la población de Tumbaco, situado en un valle cercano a Quito.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here