Thais Hernández.

Ya en pleno proceso para las elecciones a presidente de la República. Inscritos los candidatos que correrán; las encuestas indican que más del 70% de la población irá a votar. Alrededor de un 25% no votará ¿Manipuladas? La abstención histórica rodea el 20%. La oposición luce mermada. Su liderazgo aglutinado en la MUD manda a no votar. Condiciona su participación al logro de lo que ellos llaman garantías. Trágicamente no concurrirán.

El Gobierno no cederá a sus demandas. Ya la carrera comenzó y la ventaja la tiene Maduro. Sus contendores lucen débiles y no calzan los grados para competir. El grueso de la oposición esta en la MUD, allí están los partidos fuertes y el liderazgo con más popularidad. A despecho de las encuestas, la abstención debería ser muy alta. No votará la abstención histórica, los que no creen en el CNE, la militancia de la MUD y aquellos que emigraron.

Para el Gobierno la suerte está echada. Le importará un comino si la abstención es alta. Van tras la mayoría y pareciera que la tienen. No tienen contendores. Solo la oposición (MUD) con candidato único y unidad le daría la pelea al Gobierno ¡Búscate uno de tu tamaño! Parece gritar la masa opositora. La fuerza está en la MUD y solo ella puede calzar los puntos para combatir con dignidad al Gobierno.

Pero el llamado a la abstención deja el campo prácticamente solo para fraguar el triunfo del Gobierno ¡La gran tragedia política de la nación! Continuará el hambre y el empobrecimiento de los venezolanos. Además del resultado de un liderazgo incompetente, despilfarrador y corrupto. Aquí no hay nadie engañado. Son diez y nueve años de experiencia.

No se ve luz en el túnel y la oposición sigue fracturada e inactiva. Una masa gigantesca antichavista desorientada, decepcionada y apática clama por un liderazgo de altos quilates, propuestas contundentes y estrategias realistas, factibles e inspiradoras ¿Cuánto más habrá que esperar? Los intereses personales del liderazgo opositor actúan como dinamita en la enmarañada MUD.

Al Gobierno hay que pelearle en su terreno. Lo otro es esperar al salvador extranjero o un golpe interno militar. Desalentada, ante el comportamiento errático y enclenque del liderazgo que hace oposición a Maduro. Convencidos de que no tiene fuerza ni capacidad política para hacer cambiar las cosas. Esta profunda crisis de gobernabilidad nos lleva a un callejón sin salida ¡La permanencia de Maduro en el poder!

 

——————————————————————————
USA Hispanic no se responsabiliza del contenido de los artículos de opinión, siendo cada autor responsable de sus propias creaciones.