Berlín, 10 oct.- El presidente chileno, Sebastián Piñera, y la canciller alemana, Angela Merkel, abogaron hoy por intensificar las relaciones económicas y comerciales entre sus países, en contracorriente al auge global del proteccionismo.

La apuesta común de ambos líderes es actualizar el acuerdo comercial entre Chile y la Unión Europea (UE), que además de dinamizar el comercio bilateral, incluiría un acuerdo para evitar la doble tributación y otro para la protección mutua de inversiones.

“Tenemos muy buenas relaciones bilaterales, pero queremos intensificarlas”, aseguró Merkel.
El presidente chileno, por su parte, se mostró “muy optimista” sobre el avance de las negociaciones entre su país y el bloque europeo.

Las conversaciones entre Chile y la UE -que es quien tiene las competencias en materia comercial- ya han empezado a negociar y el objetivo común es “fortalecer” y “perfeccionar” el actual acuerdo, en vigor desde 2003, según Piñera, ampliando el capítulo de productos sin aranceles.

“Ojalá se llegue al 100 %”, dijo el presidente chileno tras lamentar que algunos bienes estén aún excluidos en el acuerdo comercial entre la UE y su país.

El acuerdo también incluiría una mejora sustancial de “muchos procedimientos” relacionados tanto “con la protección de las inversiones” como con la doble tributación, dos alicientes para intensificar las relaciones económicas cruzadas.

Según Piñera, el acuerdo tiene un “apoyo muy fuerte” tanto del presidente francés, Emmanuel Macron, como del presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, así como la “buena voluntad” de la canciller alemana.

“Chile va a defender siempre el libre comercio y el multilateralismo. Es forma más inteligente de promover el desarrollo económico y buen orden internacional”, argumentó.

Merkel y Piñera abordaron también cuestiones de política exterior y, en concreto, la situación en el vecindario latinoamericano, en donde la canciller resaltó la situación en Argentina y en Venezuela.

La canciller le deseó a Argentina “mucho éxito” en una “muy difícil situación económica”.

Sobre Venezuela, Merkel declaró la disposición de su país a colaborar en la búsqueda de “una solución” y reconoció varios esfuerzos desde dentro de la región en este sentido, así como las iniciativas que están llevando a cabo Francia y Canadá.

Piñera terminará su gira europea con una visita al Vaticano, donde será recibido el sábado en audiencia privada por el papa Francisco.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here