Zulay Hernández.

El arbolito y el pesebre, son los principales protagonistas de la Navidad. No hay tanta discusión sobre la fecha en que se arman dichos adornos, el 8 de diciembre. Pero donde sí falta acuerdo es en la fecha en que se desarman.

Hay quienes creen en que la ornamentación navideña debe corresponderse con los Doce Días, los que van desde el 25 de diciembre celebración de la Navidad, hasta el 6 de enero celebración de la Epifanía del Señor y la Visita de los Magos de Oriente. Dicha tradición se da sobre todo en las ciudades británicas.

Una segunda tradición alarga la vida de nacimientos y árboles de navidad un poquito más, haciéndola coincidir con el día del Bautismo de Jesús, celebrado el primer domingo después de la Epifanía, es decir el 8 de enero. Además otros recomiendan hacerlo el 8 de enero, porque debe estar armado durante un mes.

Otra tradición más extensiva, es la que se mantiene hasta el día 2 de febrero, fecha en que se celebra la Candelaria o fiesta de la Purificación de la Virgen, más conocida como Presentación del Señor o Presentación del Niño en el Templo, que corona las festividades directamente relacionadas con el nacimiento de Jesús y su primera infancia.
Esta última costumbre, se halla muy consolidada en Francia y en muchos países hispanoamericanos, donde incluso ponen el nacimiento el primer domingo de adviento, no incorporando el Niño hasta el 25 de diciembre, para retirar todo el 2 de febrero.

Estas son las principales teorías en cuanto a la fecha recomendable para quitar los adornos de navidad, todas con cierta lógica o historia. Sin embargo, dependerá de la creencia o gusto de cada quien, de ver su hogar decorado con un nacimiento y un arbolito de Navidad.

Cabe mencionar, que la tradición de armar el arbolito no es absolutamente conocida, pues se relaciona a la celebración el nacimiento de Frey, Dios del Sol y la Fertilidad, adornando un árbol. Por otro lado, para contrarrestar el simbolismo pagano de los celtas, San Bonifacio, adornó un pino como emblema de la vida eterna, ya que al tener forma de triángulo representaba la Santísima Trinidad. Es importante, que al momento de guardar el árbol y el nacimiento, se debe quitar todos los adornos y pasarle un paño húmedo, es decir limpiarlos, si quieres que el próximo año tus adornos estén en buenas condiciones.

——————————————————————————
USA Hispanic no se responsabiliza del contenido de los artículos de opinión, siendo cada autor responsable de sus propias creaciones.

 

No hay comentarios