Santo Domingo, 8 nov.- El presidente dominicano, Danilo Medina, regresó hoy a su país tras el “histórico” viaje a China, con quien su nación estableció relaciones diplomáticas el 1 de mayo pasado, mientras siguen las críticas al millonario préstamo que otorgará la nación asiática para el sector eléctrico local.

Un comunicado de la Presidencia destacó hoy que en China, Medina agotó una amplia agenda de trabajo tanto con el sector privado como con el público, en la que identificaron oportunidades de crecimiento y cooperación bajo el principio ganar-ganar, y que el contenido de los acuerdos y memorandos firmados entre las partes estarán disponibles en los próximos días en la página web de la Cancillería.

El presidente estuvo en China del 1 al 6 de este mes, lo que constituyó la primera visita de un mandatario dominicano al gigante asiático, donde se reunió con su colega Xi Jinping, inauguró la embajada dominicana y visitó la ciudad de Shanghái para participar en la Feria de Importación y Exportación.

También fue testigo de la firma de varios acuerdos de cooperación que abarcan sectores como el comercio, la educación y las finanzas.

China, además, se comprometió a organizar una lista de touroperadores para “viajes grupales” hacia el país caribeño, que tienen en esta actividad su principal fuente de ingresos, de acuerdo con la Presidencia dominicana, que calificó de “fructífera” esta visita, con la que, de acuerdo con el canciller dominicano, Miguel Vargas, “se marca un antes y un después”.

De lo que se trata, según ha dicho el propio Medina, es que el país “pueda aprovechar estas posibilidades que se abren de mercado”. Sin embargo, el anuncio de que China prestará 600 millones de dólares para mejorar la distribución eléctrica del país ha provocado críticas por parte de la oposición y de sectores productivos, que argumentan que el país, que se precia de tener la economía que más crece en América Latina, no puede endeudarse más.

Así, el presidente del Partido Revolucionario Moderno (PRM, principal de la oposición), el senador José Ignacio Paliza, consideró “una irresponsabilidad” del Gobierno tomar dicho préstamo conjuntamente con otro por 400 millones de dólares del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) para los mismos fines.

El PRM, además, instó al Gobierno a hacer público, a la mayor brevedad posible, el contenido de los acuerdos firmados con China.

En declaraciones, el presidente de la Asociación Nacional de Empresas e Industrias Herrera (Aneih), Antonio Taveras Guzmán, valoró el viaje de Medina a China y calificó de “muy positiva” la relación con esa nación, pero cuestionó que el país quiera hacer de China “una segunda caja chica para tomar préstamos”.

Y peor aún, advirtió, para destinarlo al deficiente sector eléctrico nacional que, a su juicio, es “un barril sin fondo”.

El país, agregó, no puede seguir endeudándose “sin ningún tipo de planificación” y sin tomar en consideración las “barreras” que limitan su competitividad como es, justamente, el sector eléctrico.

Precisamente, durante su estancia en China, Medina invitó a empresarios de esa nación a participar en el sector energético local, que, afirmó, ofrece numerosas oportunidades de inversión “con excelentes tasas de retorno, tanto en el área de generación, como en el de distribución con incentivos específicos para las fuentes de energía renovables, ya sea solar, eólica, o de biomasa”.

Al salir este miércoles al paso a los cuestionamientos, el ministro de Economía Planificación y Desarrollo, Isidoro Santana, advirtió: “los chinos no nos van a dar nada, todo lo que se haga es porque se entiende que beneficia a los dos países”.

El país caribeño decidió este año dar un giro en su política exterior al romper sus históricos lazos con Taiwán y establecer relaciones con China, país con el que ya registraba un intercambio comercial por importe de unos 2.000 millones de dólares.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here