Estados Unidos ve “pocas mejoras” de los derechos humanos en Irán pese a llegada de Rohaní

0
1037
Imagen de archivo del presidente iraní Hasán Rohaní (c). EFE/Archivo

Washington, 28 feb (EFE).- Estados Unidos señaló ayer a Irán como uno de los países que más violan los derechos humanos del mundo y subrayó que la llegada al poder en agosto pasado de Hasán Rohaní se produjo en elecciones “manipuladas”, sin que haya evitado que persistan las restricciones a las libertades de expresión y asociación.

El Departamento de Estado publicó ayer su informe anual sobre la situación de derechos humanos en el mundo, relativo a 2013 y que el Congreso estadounidense tiene en cuenta a la hora de determinar la ayuda exterior que concede a cada país.

Pese a que el año analizado incluyó un cambio de Gobierno en Irán, EE.UU. ha visto “pocas mejoras de los derechos humanos bajo el nuevo Gobierno” de Rohaní, según dijo a los periodistas la secretaria de Estado adjunta para derechos humanos, Uzra Zeya.

Entre las violaciones más “atroces” en 2013 estuvo “la manipulación del proceso electoral por parte del Gobierno, que limitó gravemente el derecho de los ciudadanos a cambiar su Gobierno pacíficamente a través de elecciones libres y justas”, según el informe.

Además, el documento denuncia las “restricciones a las libertades civiles, incluidas las libertades de asamblea, expresión y prensa, y el desprecio a la integridad física de personas a las que el Gobierno detuvo arbitraria e ilegalmente, torturó o mató”.

“Los ciudadanos fueron sometidos a violencia y represión políticamente motivada, a tratos o castigos crueles, inhumanos o degradantes, así como a arrestos arbitrarios, palizas y violaciones, y las fuerzas de seguridad cometieron abusos a los derechos humanos a lo largo del año”, apunta el documento.

La “falta de un poder judicial independiente contribuyó a una impunidad persistente en todos los niveles del Gobierno”, según el Departamento de Estado, que añade que el Ejecutivo dio “pocos pasos para procesar o hacer que rindieran cuentas los funcionarios que cometieron abusos”.

El informe destaca, asimismo, las restricciones a la libertad religiosa, “incluida la represión continua de cristianos, bahais y otras religiones minoritarias”, y recuerda que al acabar 2013, continuaban en prisión los sacerdotes cristianos Saeed Abedini y Farshid Fathi por cargos relacionados con su fe.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here