Nueva York, 8 nov.- Eric Schneiderman, el fiscal general del estado de Nueva York (EE.UU.) que renunció el pasado mayo tras ser acusado de presuntas agresiones a varias mujeres, no será procesado, anunció hoy la Fiscalía encargada del caso.

En una declaración distribuida a los medios, la fiscal Madeline Singas explicó que, aunque los testimonios de las mujeres son creíbles, existen “impedimentos legales” que evitan presentar cargos penales.

Entre ellos mencionó el hecho de que algunos de los presuntos delitos que se le atribuyen a Schneiderman habrían prescrito.

El pasado mayo, el gobernador del estado de Nueva York, Andrew Cuomo, encargó a Singas encargarse de la investigación en medio de dudas sobre quién debería asumir el caso.

La fiscal, titular del distrito del condado de Nassau, a las afueras de Nueva York, explicó hoy que entrevistó personalmente a las mujeres que acusaron a Schneiderman, a miembros de su equipo, empleados de su oficina y a posibles testigos.

“Yo creo a las mujeres que compartieron sus experiencias con nuestro equipo de investigación, sin embargo impedimentos legales, incluidos plazos de prescripción, imposibilitan un enjuiciamiento penal”, señaló Singas.

Schneiderman dejó su cargo este año tras ser acusado de pegar e intentar estrangular a varias mujeres con las que mantuvo relaciones sentimentales, en algunas ocasiones después de haber ingerido alcohol.

El exfiscal general pidió hoy perdón a las mujeres que le acusaron y a los neoyorquinos y aseguró que ha pasado tiempo en un “centro de rehabilitación”.

“Reconozco que la decisión de la fiscal del distrito Singas de no enjuiciarme no quiere decir que no haya hecho nada mal”, señaló Schneiderman a través de un comunicado recogido por varios medios.

“Acepto total responsabilidad por mi conducta en mis relaciones con mis acusadoras”, añadió.

Hasta su dimisión, Schneiderman, del Partido Demócrata y un gran crítico del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, era uno de los fiscales generales estatales más poderosos y había ocupado un lugar preferente en el movimiento contra los abusos sexuales surgido el año pasado.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here