San Juan, 6 dic.- El gobernador de Puerto Rico, Ricardo Rosselló, volvió a lanzar un aviso a la Junta de Supervisión Fiscal (JSF) para Puerto Rico, a quien indicó que hará lo que crea es bueno para la isla, “y no lo que la Junta diga”.

A su vez, afirmó en declaraciones públicas en un acto en una escuela en Naranjito, que no se trata de que desde el ejecutivo de la isla se esté desafiando a la JSF “es la JSF la que desafía al gobierno”.

Insistió en una opinión ya manifestada en otras ocasiones: “la Junta piensa que es un regalo, y no lo es”.

“Si se compara el sueldo del maestro puertorriqueño, es de dos a tres veces menor. El bono de navidad es parte de ese compromiso para que esa desigualdad no sea tan grande, y si pudieran entender eso, tendrían menos resistencia”, agregó.

A su vez, manifestó que el pago del bono proviene de “ahorros”.

También afirmó que no habrá problemas con el pago de las nóminas a fin de año y que la JSF “sólo saca tarjeta” por “incumplimiento cuando les conviene” a la que vez que se mostró convencido de que ellos mismos “no cumplen con el período de siete días para la evaluación de contratos”.

Esta última afirmación se refiere al toque de atención que le dio la JSF antes de ayer asegurando que el ejecutivo no entrega los informes perceptivos relacionados con las medidas que aprueba el ejecutivo local.

Incluso, detalló que la JSF tiene más de una treintena de solicitudes de cambios al presupuesto sin mirar aún.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here