Bruselas, 14 abr.- El presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, pidió un alto el fuego “duradero” respetado por todas las partes que permita una “solución política” liderada por la ONU para conseguir la paz en el país y condenó el uso de armas químicas por parte del régimen sirio.

“El uso de armas químicas es inaceptable y debe ser condenado en sus máximos términos”.

“La comunidad internacional tiene la responsabilidad de identificar y rendir cuentas con los responsables de ataques químicos”, afirmó en un comunicado.

El presidente del Ejecutivo europeo recordó que “no es la primera vez” que el régimen sirio utiliza armas químicas contra la población civil “pero debe ser la última”.

Juncker reaccionó así a la ofensiva conjunta de Washington, Londres y París contra posiciones de Bachar al Asad como represalia por un presunto ataque químico del que culpan al Gobierno sirio.

El presidente estadounidense, Donald Trump, explicó que la ofensiva tuvo como objetivo “establecer un fuerte elemento de disuasión contra la producción, propagación y uso de armas químicas” por parte de Al Asad.

La acción combinó ataques aéreos y misiles proyectados desde buques en el Mediterráneo, según informó el Pentágono, contra tres instalaciones asociadas al programa de armamento químico de Damasco.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here