Madrid/Barcelona (España), 22 may.- El Tribunal Supremo (TS) español rechazó la libertad provisional indefinida de los líderes independentistas catalanes Jordi Turull y Josep Rull -en prisión preventiva-, por lo que no podrán ser consejeros del nuevo gobierno de la comunidad autónoma de Cataluña.

En un auto, el juez del TS Pablo Llarena, encargado del caso, asegura que existe peligro de fuga y un incremento del riesgo de reiteración delictiva por parte de Turull y Rull, procesados por el proceso independentista inconstitucional catalán de 2017, cuando formaban parte del gabinete del expresidente Carles Puigdemont.

El nuevo presidente de Cataluña, el separatista Quim Torra (JxCat), designó el sábado pasado a los consejeros de su gobierno, entre ellos los citados Turull y Rull y los huidos en Bélgica Antoni Comín y Lluís Puig, también procesados, aunque su nombramiento no se ha publicado aún.

Ese riesgo de reiteración delictiva se incrementa, argumenta el juez Llarena, por la voluntad de Torra -expresada públicamente por éste- de impulsar “la república independiente catalana”, declarada “ilegalmente” en 2017.

De este modo, estos consejeros no podrán tomar posesión del cargo mañana, como había previsto Torra, ni ejercer como consejeros del nuevo gobierno regional catalán.

El Ejecutivo español consideró una “provocación” la designación de esos cuatro consejeros y advirtió de que bloqueará la formación de gobierno en Cataluña en esas condiciones y de que no publicará su nombramiento en el Diario Oficial de Cataluña, requisito indispensable para que sea válido.

Torra urgió al Ejecutivo español a desencallar la publicación de los nombramientos de los miembros de su gabinete y a aclarar qué “problemas jurídicos” hay en ello.

En caso contrario, emprenderá “medidas” legales, advirtió antes de conocerse la decisión del juez Llarena.

Mientras tanto, el Gobierno central, dirigido por el conservador Mariano Rajoy, sigue gestionado las competencias de la administración regional de Cataluña, que asumió el 27 de octubre de 2017, tras destituir amparado en la Constitución a todo el anterior gobierno independentista catalán de Puigdemont.

Precisamente, el final de ese control de las competencias autonómicas catalanas por parte del Ejecutivo español es la condición que ha manifestado el Partido Nacionalista Vasco (PNV, centroderecha) para apoyar el proyecto de Presupuestos Generales del Estado de 2017, que se debate en el Congreso de los Diputados.

Rajoy, que gobierna en minoría, necesita que los cinco diputados del PNV voten mañana en el Congreso a favor de las cuentas públicas estatales para que puedan continuar su tramitación parlamentaria.

En declaraciones a una radio local catalana, Torra reiteró su disposición a abrir una fase de diálogo con la oposición en Cataluña y con Rajoy, que puede representar, a su juicio, el “inicio de la desescalada” en el conflicto catalán.

El presidente autonómico catalán precisó, no obstante, que por ahora no ha tenido con Rajoy “ningún tipo de contacto”.

Torra anunció también la intención de enviar una carta a los jefes de Estado y de gobierno de la Unión Europea (UE) para explicarles la situación en Cataluña en este momento que para él es de “regresión democrática”, para que “se den cuenta” de que la “crisis catalana” es también una “crisis europea”.

La Comisión Europea (CE) indicó que el nombramiento de los consejeros catalanes, bloqueado por la falta de publicación en el Diario Oficial de Cataluña, es un asunto de “orden interno” de España y que no hay competencia europea en ese ámbito.

Torra fue elegido presidente por el Parlamento catalán el 14 de mayo pasado con el voto favorable de las fuerzas independentistas JxCat (centroderecha) y ERC (republicanos de izquierda), la abstención de los anticapitalistas de la CUP y la oposición de los partidos contrarios a la independencia.

La investidura de Torra llegó tras las candidaturas frustradas de Puigdemont, pendiente en Alemania de una petición judicial española de extradición, y de Jordi Sánchez y Jordi Turull, ambos en prisión preventiva.

Todos ellos pertenecen a la coalición JxCat y resultaron elegidos diputados en las elecciones regionales catalanas de diciembre de 2017.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here