Latinos de Denver se movilizan a favor de Orquesta Sinfónica de Colorado

0
827
Un grupo de dirigentes latinos de Denver expresó hoy públicamente su respaldo a un proyecto para permitir la continuidad de las actividades de la Orquesta Sinfónica de Colorado como respuesta a una reciente publicación local que sugirió que los hispanos no se sienten atraídos por esa clase de expresiones artísticas. EFE/Archivo

Denver (CO), 19 sep (EFEUSA).- Un grupo de dirigentes latinos de Denver expresó hoy públicamente su respaldo a un proyecto para permitir la continuidad de las actividades de la Orquesta Sinfónica de Colorado como respuesta a una reciente publicación local que sugirió que los hispanos no se sienten atraídos por esa clase de expresiones artísticas.

“Algunas personas en esta ciudad piensan que a los hispanos no nos interesa respaldar el arte. Por eso invitamos a que se respalde a la Orquesta Sinfónica”, comentó Virginia García, una inmigrante argentina que coordina la presencia hispana en esa movilización.
“Me duele que un crítico de arte diga que debido al crecimiento de la población hispana el Boettcher Hall (sede de la Orquesta Sinfónica desde hace 35 años) deba ser demolido y reemplazado por un anfiteatro. Es muy triste”, agregó.

Debido a la disminución en el número de personas asistiendo a los conciertos y a la menor cantidad de miembros de la organización, la Orquesta Sinfónica ha experimentado dificultades para generar los fondos necesarios para sus actividades, por lo que desde hace ya varios meses ha aceptado donaciones de nuevas fuentes, como la industria (ahora legal) de producción y venta de marihuana recreativa.

A la vez, el alto y creciente costo del alquiler del Boettcher Hall, que le pertenece a la ciudad de Denver, ya había obligado a la orquesta a iniciar gestiones para buscar una nueva sede, a menos que se llegase a un nuevo acuerdo con la municipalidad local. A pesar de todo, las autoridades de Denver se inclinan por reemplazar las instalaciones existentes.

En medio de todo ese debate, Ray Mark Rinaldi, crítico de Bellas Artes en The Denver Post, publicó un artículo en el pasado 6 de septiembre (actualizado cinco días más tarde) en el que respalda la idea de demoler la actual sala de conciertos para dar paso a nuevas instalaciones.

Rinaldi sostiene que “Denver es una ciudad más joven y más diversa de lo que era hace 40 años”, cuando existía una alta demanda por las artes clásicas, y agrega que “el complejo (la sala de conciertos y salas aledañas) está perdiendo visitantes e ingresos, especialmente entre la creciente población hispana”.
Ese último comentario provocó la movilización de los dirigentes latinos.

Por su parte, el alcalde de Denver, Michael Hancock, informó esta mañana que creará el Equipo de Liderazgo Ejecutivo de Artes, compuesto de “expertos en planificación” y de residentes locales, para decidir el futuro del Boettcher Hall.
La primera reunión del nuevo grupo será el 1 de octubre.

Durante una rueda de prensa celebrada hoy, el gerente general de la Orquesta Sinfónica, Jerome H. Kern, presentó un plan alternativo para la sala de conciertos con el lema “Toda gran ciudad necesita una gran orquesta”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here