Londres, 18 ago.- El eurodiputado británico Nigel Farage, exlíder del partido eurófobo UKIP, afirmó hoy que va a lanzarse “de nuevo a la carretera” para hacer campaña en contra del plan del Gobierno de la primera ministra Theresa May para el “brexit” y reivindicar una salida “de verdad” de la Unión Europea (UE).

En una columna publicada este sábado en el diario The Daily Telegraph, Farage acusó a May de “venderse” ante la UE y mostró su apoyo al grupo “Leave Means Leave” (salir quiere decir salir), partidario de un “brexit duro”.

“En los últimos meses, sobre todo desde la traición del Gobierno, cientos de personas me han parado por la calle para preguntarme cuándo iba a volver”, aseguró Farage, quien añadió: “Todos ellos ya tienen su respuesta: estoy de vuelta”.

Farage, de 54 años, uno de los artífices de la victoria de “sí” a la salida del Reino Unido de la Unión Europea en el referéndum de 2016, ha acusado al Gobierno británico de “no aceptar” el resultado de la votación.

“Está muy claro que la clase política en (el Parlamento de) Westminster y muchos de sus aliados en la prensa no aceptan el resultado del referéndum. Y también está claro que estos antidemócratas conseguirán lo que se han propuesto si nadie les hace frente”, indicó Farage.

“Lo único que ha hecho ‘Theresa la Conciliadora’ (como denominó a la primera ministra) ha sido dar un par de ideas que no son otra cosa que una traición cobarde. Por ello creo que es el momento de actuar”, expresó.

“Me he cansado de sus mentiras, de sus engaños y de sus traiciones: ha llegado el momento de darles una lección. Desde hoy me he comprometido a dar mi apoyo total y absoluto al grupo ‘Leave Means Leave’. Ayudaré en todo lo que pueda a recaudar fondos y volveré a la carretera para hacer una vez más campaña promocional”, subrayó.

En el referéndum de hace dos años, el 53,4 % de la población votó por el “brexit” frente al 46,6 % que lo hizo en contra.

El Reino Unido se marchará de la UE el 29 de marzo de 2019, dos años después de activar el Artículo 50 del Tratado de Lisboa, que inició la cuenta atrás para la desconexión.

No hay comentarios

Dejar respuesta