Naciones Unidas, 25 may.- La ONU dio la bienvenida al cierre por parte de Corea del Norte del centro de pruebas nucleares de Punggye-ri, pero lamentó que no se invitase a expertos internacionales a presenciarlo.

A través de su portavoz, el secretario general de Naciones Unidas, António Guterres, confió en que la medida “contribuya a los actuales esfuerzos de cara a una paz sostenible y a una desnuclearización verificable de la península de Corea”.

Aunque expresó su satisfacción por la clausura de la base atómica, Guterres consideró “desafortunado” que entre los invitados no hubiese expertos internacionales.

Corea del Norte destruyó los túneles de su centro de pruebas atómicas ante un grupo de periodistas extranjeros, en un gesto destinado a mostrar su compromiso para la desnuclearización.

Pyongyang anunció que desmantelaría la base tras la cumbre celebrada el pasado 27 de abril con Corea del Sur y en medio de contactos con Estados Unidos de cara a la celebración de una cumbre prevista para el mes de junio, que finalmente se ha cancelado.

Así lo anunció el presidente Donald Trump, que justificó la cancelación por la reciente “abierta hostilidad” por parte de Pyongyang.

El comunicado de Naciones Unidas sobre el cierre de Punggye-ri fue distribuido minutos antes de que se conociese la decisión de Trump.

 

No hay comentarios

Dejar respuesta