El multimillonario conservador Sebastian Piñera prometió combatir el “estancamiento” económico de años de gobierno de centro-izquierda cuando comenzó un nuevo mandato como presidente de Chile el domingo, pidiendo austeridad y apoyo para la clase media en una de las naciones más ricas de América Latina.

Después de recibir la banda presidencial de la saliente presidente socialista Michelle Bachelet, Piñera, quien se desempeñó como presidente durante cuatro años antes de Bachelet, prometió ayudar a erradicar la pobreza y transformar a Chile en una nación desarrollada en una década.

Dijo en un discurso que su gobierno realizaría una “cirugía mayor” en el sistema público de cuidado de la salud mientras fortalecía los programas de asistencia social y cambiaba el enfoque de nivelación del país por uno basado en el cambio gradual y el consenso.

Piñera dijo que “es fundamental contrarrestar el estancamiento de los últimos años, y restaurar el equilibrio fiscal.

El flamante presidente de 68 años, fue elegido en diciembre convirtiéndose en el miembro más nuevo de un grupo de líderes conservadores que han ascendido al poder en América del Sur en los últimos años.

Economista, entrenado en Harvard e hijo de un prominente político centrista, Piñera hizo su fortuna al introducir tarjetas de crédito a Chile en la década de 1980.

Piñera, propone un Estado austero y eficiente en el uso de los recursos públicos y alejado de la burocracia, la corrupción y los operadores políticos. Para reactivar el crecimiento del principal productor de cobre del mundo, el ministro de Minas entrante, Baldo Prokurica, dijo que el gobierno de Piñera buscará rescatar de la burocracia burocrática inversiones mineras de más de 50 mil millones de dólares.

Pero no todo se ve claro a la distancia para Piñera quien tendrá que gobernar con un Congreso dividido y una espinosa coalición de izquierda que ha prometido luchar contra sus planes de bajar los impuestos y corregir las políticas progresistas de Bachelet. Actualmente el país ha visto un aumento en los precios del cobre que ha impulsado las exportaciones chilenas, lo que ha ayudado a apuntalar los ingresos del gobierno y reactivar el crecimiento en la economía de la nación de 250 mil millones de dólares.

Mientras que su gobierno 2010-2014 se vio afectado por protestas callejeras por el aumento de la desigualdad, Piñera comenzó su nuevo mandato haciendo varios gestos con las causas progresivas, desde la necesidad de la reforma de las pensiones hasta las protecciones para la naturaleza y el medioambiente.

——————————————————————————
USA Hispanic no se responsabiliza del contenido de los artículos de opinión, siendo cada autor responsable de sus propias creaciones.

1 Comentario

  1. Aunque a un político nunca se le cree ni la mitad de lo que dice… al menos quiere hacer una reinvidicación! Habrá que esperar a ver este progreso, ya lo tuvimos una vez en el gobierno… Buena nota!

Dejar respuesta