Washington, 10 ene.- El presidente de la Reserva Federal (Fed) de EE.UU., Jerome Powell, afirmó hoy que la “principal preocupación” económica es la “ralentización global”, a la vez que reiteró que el banco central puede ser “paciente” y “flexible” en su política de tipos de interés.

“La principal preocupación es la ralentización global”, indicó Powell en una conferencia en el Economic Club de Washington al citar los casos de la zona euro y China, a la vez que destacó la solidez de la economía estadounidense.

De cara al nuevo año, apuntó que la Fed puede ser “paciente” y “flexible” en su ritmo gradual de ajuste monetario.

Tras cuatro subidas de tipos de interés en 2018, el precio del dinero se encuentra en el rango de entre 2,25 % y 2,5 %, y los analistas prevén dos alzas adicionales este año, una menos de las anticipadas a finales del pasado año.

Sobre las presiones inflacionarias, Powell remarcó que se encuentran en “un nivel bajo y controlado”, en torno a la meta anual del banco central del 2 % anual, y destacó la buena salud del mercado laboral, que cerró 2018 en el 3,9%.

El voto de subida de tipos en diciembre contó con el respaldo unánime, pero las actas divulgadas esta semana muestran que algunos los miembros de la Fed se mostraron a favor de no mover el precio del dinero.

Powell restó importancia estas discrepancias y afirmó que no son “inusuales”.

Asimismo, dijo no estar “preocupado” por las críticas por parte del presidente estadounidense, Donald Trump, quien ha lamentado el ritmo de subida de tipos de interés en el último año ya que, a su juicio, pone el riesgo la recuperación económica en el país.

“Estamos centrados en hacer nuestro trabajo y cumplir con el mandato del Congreso” de mantener la estabilidad de precios y promover el máximo empleo, sostuvo.

La próxima reunión de política monetaria de la Fed está prevista para el 29 y 30 de enero.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here