Los Ángeles, 23 may.- El proyecto californiano Salud para Todos los Adultos Mayores, que ofrecerá servicio subsidiado por el gobierno para mayores de 65 años indocumentados, avanza en su camino hacia la aprobación definitiva, según anunció la Oficina del legislador Ricardo Lara, quien lo propuso.

La medida Health4All Elders (su nombre en inglés), que incluiría a los indocumentados mayores en el servicio médico público Medi-Cal, ya fue aprobada en un comité del Senado y cuenta “con suficiente apoyo”, según Lara, para su aprobación legislativa.

Los fondos para la propuesta serán incluidos en “el paquete que los representantes del Senado, la Cámara y de la Oficina del Gobernador negociarán antes del 15 de junio -día en que vence el plazo dado- para aprobar el presupuesto”, señaló en información enviada a Efe la Oficina de Lara.

Según dijo el legislador, su propuesta está enfocada en inmigrantes mayores de 20 años “abandonados por la falla de nuestra nación para lidiar con la reforma de inmigración”.

Así, según el senador hispano, el proyecto de ley “invierte en los californianos mayores que han vivido aquí décadas, que han pagado su parte de impuestos y que merecen dignidad a medida que envejecen”.

Por ello, el legislador está esperanzado en que el Senado respaldará su propuesta, que responde, según dijo, “a cada niño que pregunta: ¿qué hay acerca de mi abuelo?, ¿qué con relación a mi abuela? Ellos merecen envejecer con dignidad y seguridad”, aseguró Lara.

La iniciativa -basada en datos del Centro para Estudios de Inmigración- calcula que los indocumentados mayores de 65 años sin cobertura de salud se cuentan entre 15.000 y 36.000 y que la mayoría ha vivido en California más de 10 años y tiene hijos estadounidenses.

El proyecto de presupuesto de California incluye 75 millones de dólares para Medi-Cal en los años 2018 y 2019, y 150 millones de dólares por cada año posterior.

Según un informe de 2016 del Instituto de Tributación y Política Económica, citado por la Oficina de Lara, los inmigrantes indocumentados pagan cerca de 3.200 millones de dólares en impuestos locales y estatales, “mucho más del costo estimado de la cobertura de salud”.

De acuerdo con esta ley, los indocumentados mayores de 65 años “son menos del 1% de los calculados 2,6 millones de californianos indocumentados”.

El proyecto complementa otra iniciativa que el mismo legislador -hijo de inmigrantes indocumentados- presentó este año al lanzar “Salud para todos”.

Esta ley busca ofrecer servicio médico subsidiado para todos los indocumentados de California con ingresos de hasta el 200% por debajo del nivel federal de pobreza; por ejemplo, de hasta 50.200 dólares al año para una familia de cuatro personas.

No hay comentarios

Dejar respuesta