Bucarest, 10 ene.- Rumanía se considera “bien preparada” para ejercer en este primer semestre del año la presidencia rotatoria de la Unión Europea (UE), según puso de manifiesto hoy el ministro de Exteriores, Teodor Melescanu.

En una rueda de prensa previa a los actos de inauguración oficial de la presidencia rumana de la UE, Melescanu respondió así a los comentarios efectuados recientemente por el presidente de la Comisión Europea (CE), Jean-Claude Juncker, quien puso en tela de juicio la capacidad rumana de llevar a cabo esa misión con éxito.

Melescanu quitó importancia a los comentarios de Juncker en una reciente entrevista concedida a la publicación alemana “Welt am Sonntag”, en la que afirmaba: “creo que el Gobierno de Bucarest aún no ha entendido lo que significa asumir el mando de los países miembros”.

En tal sentido, el ministro rumano insistió en que su país “está comprometido a tener la mejor presidencia de la UE, porque para nosotros es una oportunidad, por encima de cualquier circunstancia, y así se lo hemos hecho saber a Juncker”.

Estas afirmaciones se producen tras la reciente e inesperada dimisión del ministro de Asuntos Europeos, Victor Negrescu, lo que puso en entredicho la capacidad y los recursos rumanos para ejercer la presidencia.

Todo ello en un contexto en el que desde Bruselas se ha criticado la reforma judicial rumana, que eventualmente podría beneficiar a políticos investigados por corrupción.

Entre las prioridades de la presidencia rumana en los próximos seis meses se encuentran la seguridad en Europa y el impulso de los valores comunes europeos, la convergencia económica, la transformación digital, la inteligencia artificial y la creación de empresas emergentes.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here