Manuel Hinds  es ex Ministro de Finanzas de El Salvador y co-autor de Money, Markets and Sovereignty (Yale University Press, 2009).

En los últimos días El Faro dio a conocer un video filmado en una reunión entre un entonces vocero oficial del partido ARENA y un alcalde de ese partido con varios pandilleros durante la segunda vuelta de la campaña presidencial de 2014. Los pandilleros eran miembros de la Maras Salvatrucha y de las dos tendencias de la Mara Barrio 18. La grabación ha sido autenticada por los representantes de ARENA.

Durante la reunión dichos representantes dicen que tienen expresa autorización del entonces candidato a la presidencia de la República para tener esa reunión. Luego uno de los representantes de ARENA explica que ellos no habían compartido el discurso del candidato antes de la primera vuelta, que había sido antipandillas. Culpa de ese mensaje a un asesor gringo que había dicho que había funcionado en Honduras.

Añade que el candidato mismo, mientras estaba mandando este mensaje, no estaba de acuerdo con estar mandándolo y les había enviado a decir a los “muchachos” que estuvieran tranquilos porque el mensaje era sólo para los votos, pero que una vez ganara lo que estaba en el plan de gobierno no era lo que decía el discurso sino “esto”, lo que estaban haciendo en ese momento. También dice que después de haber perdido en la primera vuelta, el candidato había decidido cambiar su discurso, dando la impresión de que pensaba que la actitud antipandillas había sido un importante factor en su derrota, y aclara que para los que sigan delinquiendo “no habrá tregua”, implicando que para los que no sigan haciéndolo sí habrá.

En un momento uno de los representantes de ARENA llega a tal extremo que les consulta a los pandilleros el nombre de la persona que el candidato de ARENA como posible ministro de Seguridad en caso de que ARENA ganara las elecciones. Eso va mucho más allá de una tregua. Es ofrecerles una participación en las políticas de Estado.

Los pandilleros dejan claro también que esperan mucho más que una tregua, diciendo que quieren no sólo un futuro, que afirman que eso de todos modos lo tienen asegurado, sino un futuro estable. Como contrapartida, ofrecen estabilizar el país en los próximos cinco años. Enfatizan que ellos lo pueden hacer porque tienen una estructura a nivel nacional, con presencia en todas las municipalidades.

Uno de los pandilleros resume la situación diciendo que lo que están discutiendo en ese momento es la estabilidad de su existencia en los próximos cinco años. Asegura que en eso todos los asistentes a la reunión están de acuerdo, y nadie lo contradice. Luego dice que están de acuerdo con discutir quién sería el ministro de Seguridad. Luego añade que si lo que se quiere es movilizar la estructura de las pandillas para conseguir votos a nivel nacional ellos necesitarían dinero. Todo esto se suma a la evidencia de que era una negociación con motivos políticos, que incluía mucho más que una tregua.

Esta reunión levanta muchas preguntas, muchas más que las que pueden tratarse en un artículo como este. Las primeras que surgen están todas relacionadas con la aclaración que se necesita sobre la verdadera posición de ARENA, que ha unido su voz a la de muchas ONGs para criticar al gobierno anterior del FMLN de haber negociado una tregua con las pandillas con motivaciones políticas. La negociación evidenciada por el video de El Faro era política e iba mucho más allá que una tregua. ¿Qué dice de esto ARENA?

Es claro que ARENA tiene que salir adelante con una respuesta clara y sin ambigüedades a esta pregunta porque, me atrevo a decir, su existencia como un partido fuerte en el país depende de esta respuesta. Si ha participado hipócritamente en este tema tan importante el electorado se lo cobrará no solo con castigos electorales sino con la falta total de credibilidad en todo lo que dice el partido. Nadie puede ignorar las acusaciones que, sin darse cuenta de que lo son, los representantes de ARENA hacen al entonces candidato a la presidencia de la República, incluyendo la de que al mismo tiempo que mandaba ciertos mensajes al electorado, les mandaba a decir a los pandilleros que esa no era la verdad, que sólo era para obtener votos.

Ese doble mensaje ha sido tan común en nuestro país que mucha gente lo toma como normal y el entender que así sea se interpreta como sabiduría política. Es, sin embargo, una práctica inmoral que es correctamente interpretada por el electorado como hipocresía. Es exactamente la misma hipocresía, tan criticada por ARENA misma, que el FMLN comete cuando insulta a los inversionistas para luego mandarles a decir que eso sólo es para los votos. Está en la base del creciente desengaño de los políticos que está asolando a nuestro país. El que pierde más de este desengaño es ARENA, ya que el FMLN cuenta con un voto duro que le perdona cualquier cosa. El votante de ARENA no perdona estas cosas. Por eso el FMLN ganó las elecciones presidenciales de 2009 y la primera y segunda vuelta del 2014 a pesar de que su votación se ha mantenido alrededor de 30 por ciento del electorado desde 2004. ARENA, que tenía 40 por ciento del electorado en 2004, cayó a 30 en 2009 y hasta a 20 en la primera vuelta del 2014.

Después de esto, ¿cómo va a ARENA a acusar al FMLN de jugar doble cara? La única manera de hacerlo es condenando la doble cara donde se presente, sea en el FMLN o en ARENA misma. Y para que la gente comience a creer en que esto es cierto, tiene que cambiar las caras que hablan o compiten por el partido. Nadie le va a creer al partido nada si los mismos que engañaron al pueblo en 2014 siguen hablando por el partido, o peor aun representándolo.

Este artículo fue publicado originalmente en El Diario de Hoy (El Salvador) el 13 de marzo de 2016. Republicado en www.elcato.org el 17 de marzo de 2016 y reproducido con autorización explícita de dicha fuente

————————————————–

USA Hispanic no se responsabiliza del contenido de los artículos de opinión, siendo cada autor responsable de sus propias creaciones.

 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here