Suspenden la audiencia preliminar de la matanza que le costó la Presidencia a Lugo

0
654
Los fiscales Jalil Rachid (i) y Juliana Giménez (d), asisten a la audiencia del caso Curuguaty y la matanza que causó la caída del presidente paraguayo Fernando Lugo, hoy martes 4 de junio de 2013, en el Palacio de Justicia de Asunción. EFE
Los fiscales Jalil Rachid (i) y Juliana Giménez (d), asisten a la audiencia del caso Curuguaty y la matanza que causó la caída del presidente paraguayo Fernando Lugo, hoy martes 4 de junio de 2013, en el Palacio de Justicia de Asunción. EFE

Asunción, 4 jun (EFE).- La audiencia preliminar del caso Curuguaty, la matanza que hace casi un año causó la destitución del presidente paraguayo Fernando Lugo, fue suspendida hoy sin que la jueza llegara a decidir el enjuiciamiento o no de los acusados.

“Este juzgado decide suspender la audiencia hasta que sean subsanados los recursos pendientes”, anunció la jueza Yanine Ríos, en la segunda sesión de la audiencia preliminar, celebrada hoy en el Palacio de Justicia de Asunción.

Nada más comenzar la sesión, la defensa de los campesinos imputados por la muerte de 17 personas en un enfrentamiento entre “sin tierras” y policías el 15 de junio de 2012 expuso que hay un recurso interpuesto pendiente, por lo que la audiencia “no puede seguir”.

Se trata de un recurso de la defensa, pendiente en la Cámara de Apelación de Ciudad del Este, para determinar la propiedad de las tierras de Curuguaty (noreste) donde ocurrió la matanza que derivó en la destitución de Lugo, una semana después, en un juicio político parlamentario.

La propiedad de la hacienda en cuestión estaba en disputa entre el empresario Blas N. Riquelme y el Estado paraguayo.

El fiscal Jalil Rachid, que ayer pidió la apertura de juicio oral contra 12 de los campesinos -acusados por delitos como invasión de inmueble, homicidio doloso y asociación criminal-, requirió también a la jueza que suspendiera la audiencia hasta que se resuelva el recurso pendiente.

Rachid matizó que esa apelación es, para la Fiscalía, una “cuestión de forma y no de fondo”.

“Es para evitar dilaciones procesales posteriores, evitar que le recusen a la jueza y subsanar una cuestión de forma”, declaró a Efe Rachid cuando salía del Palacio de Justicia.

Uno de los abogados defensores, Vicente Morales, explicó a Efe que “las nulidades se producen por vicios procesales insalvables”.
“El trabajo del Ministerio Público está plagado de vicios procesales técnicos y de violaciones que, más tarde o más temprano, deben ser evaluados y depurados. Todos nuestros representados deben ser sobreseídos por esas violaciones”, dijo Morales, quien advirtió que, si hay un juicio oral y se produce una eventual condena, acudirán a instancias internacionales.

“Tenemos la certeza de la verdad y de que esta es una causa fabricada en unos hechos escritos preideados con una construcción ideológica y literaria de los hechos, que nunca se produjeron como dice la acusación”, aseveró.

El letrado defensor dijo que se siente “optimista” porque, “a pesar de los apurones, parece que el proceso pueda ajustarse a derecho” pero reconoció que “siempre” tuvo la sensación de que les van “a pasar con una aplanadora”.

“Mis defendidos están satisfechos, sobre todo por el trabajo de la gente que les acompaña, las organizaciones y la ciudadanía que los apoya”, añadió Morales.

Esperanza Martínez, exministra de Salud y senadora electa por el Frente Guasú, la congregación de partidos de izquierda por la que Lugo también fue elegido senador en los comicios de abril pasado, declaró a Efe que “este juicio es una crónica de una muerte anunciada”.

“El fiscal y parte de su equipo ya han hecho declaraciones, el propio presidente de la República (Federico Franco) ha afirmado que los compañeros y compañeras son culpables, el día de ayer se presentaron una serie de supuestas evidencias que son ridículas”, abundó Martínez.

“Creemos que esto es una fachada política para condenar y hacer un linchamiento público de los compañeros”, añadió.

La audiencia concluyó, igual que ayer, con gritos de protesta de activistas por los derechos humanos y familiares de los acusados que acudieron a la celebración de la misma.

A las puertas del Palacio de Justicia, frente a un cordón policial, se congregaron una veintena de personas que pedían libertad para los campesinos acusados y que celebraron la suspensión de la audiencia.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here