Fernando Lira.

Venezuela ha vivido momentos cumbres de una ola de violencia en diferentes escalas, violencia entre los ciudadanos los cuales son cada vez más susceptibles y agresivos producto de la crisis que se padece, violencia por inseguridad y violencia política tanto del lado oficialista como del lado opositor. Es por ello que hoy queremos realizar un resumen de los diferentes momentos violentos vividos producto de las malas decisiones políticas por parte del presidente Nicolás Maduro.

Considerando lo anterior, es que se viene generando una serie de ataques recurrentes contra la población venezolana, así como la emisión de los discursos incitando a la violencia por parte del gabinete gubernamental, lo cual solo indican una política premeditada de represión violenta contra cualquier forma de disidencia, Esa posición genero un número de muertes importantes en el primer semestre del año 2017.

En relación al párrafo anterior, en su momento Erika Guevara Rosas, directora para las Américas de Amnistía Internacional, manifestó “lo que parecían ser reacciones aisladas por parte de las autoridades venezolanas enfrentando manifestaciones disidentes, en realidad son una estrategia planificada por parte del gobierno del Presidente Maduro de utilizar violencia y fuerza ilegítima contra la población venezolana para neutralizar cualquier crítica”.

Con este tema de violencia es importante acotar que para el gobierno poco acertado , todo aquel venezolano que piense y opine diferente son considerados opositores y terroristas, recordemos que este es mandato que se caracteriza por no considerar criticas al proceso socialista, esa forma de señalar o condenar solo busca silenciar el creciente descontento social en el país. Si las criticas llegan a surgir del lado de una persona oficialista con cargo, esta es removida del cargo y tirada al abandono.

Otro de los registros violentos significativos fue cuando un grupo de simpatizantes del Gobierno armados atacó a legisladores de la oposición y a miembros de los medios de comunicación en la Asamblea Nacional. El atentado ocurrió después de un evento organizado por el gobierno de Maduro en el Palacio Legislativo sin el consentimiento de dicho cuerpo legislativo.

Sin embargo, bajo ninguna circunstancia es aceptable que oficiales del Gobierno o fuerzas de seguridad inciten a la violencia ciudadana. En relación a ello expertos y críticos han manifestado que permitir que tal violencia se emplee contra una rama del gobierno es una violación de la separación de poderes, y de la soberanía democrática del pueblo. Finalizamos indicando que los ciudadanos tenemos derechos y no debemos caer en incidentes de violencia.

——————————————————————————
USA Hispanic no se responsabiliza del contenido de los artículos de opinión, siendo cada autor responsable de sus propias creaciones.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here