Arteriosclerosis: cuando el colestrol es un riesgo para el corazón y las arterias

Cada vez oimos más hablar de la arteriosclerosis o ateromatosis y como esta es un riesgo para nuestra salud cardiovascular. Le contamos en que consiste y como la dieta ayuda a prevenirla.

18
3378
Placa ateromatosa. Foto: ADAM
Placa ateromatosa. Foto: ADAM

La ateromatosis vascular es una enfermedad que consiste en el acumulo de placas en el interior de las arterias que lleva al estrechamiento (estenosis) de las mismas. Este proceso puede progresar hasta  la oclusión de las arterias impidiendo el flujo adecuado de la sangre por ellas y afectando a los órganos que deben irrigar.

Esto suele dar lugar a una arteriosclerosis. Este es un factor de riesgo de alteraciones vasculares graves.

 

Que son las placas de ateroma

Las placas de ateroma consisten en un acumulo de elementos grasos en la pared arterial: colesterol, células musculares lisas y placas fibrosas.

 

Que es la arteriosclerosis

Este término describe el engrosamiento y endurecimiento de la pared de las arterias.

 

Unificación de conceptos

Actualmente y debido a la implicación de las placas de ateroma en el engrosamiento, endurecimiento y disminución del calibre interno de los vasos, los términos arteriosclerosis y ateromatosis se usan indistintamente para denominar una patología que se podrían definir como un aumento del grosor de la capa interna de las arterias con pérdida de las fibras elásticas, y  con depósito de lipoproteínas y atrofia de la capa media, que provoca un endurecimiento de las arterias y una disminución de su calibre.

 

Que consecuencias tienen para la salud

La consecuencia de dichas placas es la posibilidad de la aparición de trombosis, que consiste en la formación de un trombo en el interior de los vasos sanguíneos. Otra complicación grave es lo que se conoce como disección de la aorta que consiste en un desgarro de la capa media de la aorta.

Otras consecuencias son la falta de riego sanguíneo en corazón, cerebro, riñón, sistema digestivo, o en los brazos o piernas, debido a un estrechamiento de la luz de las arterias que puede provocar cardiopatía isquémica, enfermedad cerebrovascular, insuficiencia renal, infartos digestivos o arteriopatía periférica.

 

Cuál es su causa

Favorecen su aparición la hipertensión, el hábito de fumar y los niveles altos de colesterol y la diabetes, así como la edad, el sexo y la herencia. Sobre estos tres últimos factores no podemos actuar, pero sí sobre los anteriores. De ahí la importancia de controlar los niveles de la tensión arterial, eliminar el nocivo hábito de fumar y seguir una alimentación adecuada que mantenga a raya los niveles de colesterol y la diabetes.

 

Prevención

  • Vigilaremos nuestra tensión arterial. Hay muchas personas que son hipertensas y no lo saben. Así pues nunca está de más realizarse un chequeo. Una dieta adecuada ayuda a prevenir y tratar la hipertensión.
  • Se debe dejar de fumar. Este hábito no solo favorece la formación de placas de ateroma, sino que está implicado en multitud de patologías como la cardiopatía isquémica o diferentes tipos de cánceres.
  • Controlaremos los niveles del colesterol, procurando llevar una alimentación saludable en la que intentaremos evitar el consumo de grasas saturadas (carnes grasas, tocino, embutidos, aceite de coco, etc.), a favor de las insaturadas (aceite de oliva, girasol, maíz, colza).
  • Controlaremos la dieta evitando tomar exceso de dulces para evitar las hiperglucemias (elevación de los niveles de azúcar en la sangre) que suponen un sobreesfuerzo para el páncreas que puede dar lugar a una diabetes. Si ya se es diabético, hay que ser responsable y seguir el tratamiento y la dieta recomendada por nuestro médico.

 

ad

18 Comentarios

Dejar respuesta