Dieta para controlar el ácido úrico

38
1120
Efectos del acido urico
Efectos del acido urico

El ácido úrico su  produce en el organismo por metabolismo de  las sustancias llamadas purinas que proceden del ADN de nuestro propio organismo, pero también se ingieren en diversos alimentos principalmente en las vísceras y el marisco. En condiciones normales, el ácido úrico se elimina a través de la orina y las heces pero algunas circunstancias pueden aumentar su nivel en sangre. Este exceso se conoce como hiperucemia y puede causar gota.

Esto puede suceder por diversas patologías y existe una predisposición genética, pero lo más frecuente es que la producción de ácido úrico  aumente por consumo excesivo de alimentos ricos en purinas. Cuando el ácido úrico aumenta en  sangre puede precipitar en forma de sales en los riñones o vías urinarias produciendo así litiasis úrica, o en el interior de las articulaciones provocando la enfermedad llamada gota.

A la gota se le llamó la «enfermedad de los reyes», por padecerla nobles y monarcas como Felipe II y Enrique VIII, y se asociaba al consumo excesivo de carnes y alcohol.

Actualmente la gota es la causa de artritis más frecuente en países desarrollados y afecta 2,1 millones de personas en Estados Unidos. Puede afectar a personas de cualquier edad, pero generalmente afecta a los hombres después de los 30 años. Las mujeres también pueden desarrollar gota pero comúnmente empieza después de los 60 años de edad.  En la población mayor, la mayoría de los casos de gota no se deben al exceso de carnes, sino que se deben a que el riñón está fallando, o bien a ciertos medicamentos para el corazón y la hipertensión.

En personas jóvenes la causa más común es el abuso de alimentos ricos en purinas y de bebidas alcohólicas.

El tratamiento de elección es pues,  el seguimiento de una dieta adecuada y la reducción de peso de forma gradual.

Recomendaciones para controlar el ácido úrico

1. Si tiene sobrepeso pierda kilos de forma gradual

Si existe obesidad es beneficiosa la reducción de peso ya que esta se asocia con una elevación del ácido úrico en sangre. Sin embargo esta reducción debe ser de forma gradual ya que una dieta muy baja en calorías produce un aumento de los niveles de ácido úrico y puede provocar crisis de gota al precipitar los cristales de ácido en las articulaciones. El mismo efecto provocan los ayunos prolongados.

2. Reduzca la cantidad de proteínas ingeridas por cada kilo de peso ideal, no del peso actual.

Para ello debemos disminuir la cantidad de carne y pescado no sobrepasando los 100 gr al día. Para llegar a consumir la cantidad de proteínas recomendada en la dieta se pueden consumir huevos, leche y queso no graso.

3. Reduzca el consumo de:

  1. Grasas animales. Reducir la cantidad de grasas sobre todo de origen animal. Porque la grasa en exceso dificulta la excreción del ácido úrico por la orina.
  2. Alimentos ricos en purinas. Reducir los alimentos que contengan purinas en cantidad importante.  Estos son:

– Las vísceras (hígado, riñones, sesos, callos, mollejas ).

– Los caldos concentrados y las sopas y salsas hechas con extractos de carne.

– Algunos pescados: Anchoas, sardinas, boquerones, caballa, salmonetes, huevas, gambas, mejillones.

– Cereales integrales y productos elaborados a partir de estos: pan integral, copos de avena, etc.

– Legumbres secas: judías blancas, fijoles,  garbanzos, lentejas, guisantes, habas, etc. Deben consumirse en estos casos una sola vez a la semana.

– Ciertas verduras: espárragos, coliflor, espinacas, champiñón.

– La levadura de cerveza

– Algunas medicinas: Las purinas están presentes en muchas medicinas como diuréticos, relajantes musculares y estimulantes cardiacos.

– Café y te: Las purinas también están en el café (cafeína) y el té (teobromina) aunque en mucha menor proporción.

4. Suprima el consumo de:

  1. Bebidas alcohólicas, Es necesario reducir o mejor suprimir las bebidas alcohólicas ya que pueden dar lugar a una crisis aguda de gota, al incrementar
    considerablemente los niveles de ácido úrico.
  2. Fructosa. Deben evitarse los azúcares como la fructosa presente en miel y añadida a infinidad de alimentos  como tartas, dulces, helados y también en los refrescos, zumos, gaseosas, porque compiten con el ácido úrico a la hora de eliminarlo en la orina.

5. Aumente el consumo de:

  1. Agua
  2. Alimentos ricos en apigenina, como apio, cebolla, ajo, perejil, manzanilla, tomillo que inhibe las enzimas encargadas de trasformar las purinas en ácido úrico.
  3. Alimentos que no tienen purinas. Estos alimentos son:

– Leche y sus derivados como el queso, el yogur, las natillas, los flanes, etc.

– Huevos

– Verduras (excepto las que hemos visto)

– Patatas

– Cereales no integrales

– Pastas

ad

38 Comentarios

Dejar respuesta